Buñuelos de bacalao


Que bons que són els bunyols de bacallà, tan esponjosos i saborosos, i combinats amb una salsa de tomata casolana i salta tapenade encara millor! Quan vaig veure el concurs que organitza  Lazy Blog de receptes de bacallà  vaig pensar que m'agradaria participar amb aquesta recepta. Que us haig de dir dels bunyols de bacallà? Tothom els coneix i agraden a tothom , a més són molt fàcils de preparar. No son el millor per a l'operació bikini però... un dia és un dia!


Que ricos que son los buñuelos de bacalao, tan esponjosos y sabrosos, y combinados con una salsa de tomate casera y salsa tapenade todavía mejor! Cuando vi el concurso que organiza Lazy Blog de recetas con bacalao pensé que me encantaría participar con esta receta. Que os voy a decir de los buñuelos de bacalao?  Todo el mundo los conoce y a todo el mundo gustan, además son muy fáciles de preparar. No son lo mejor para la operación bikini pero, que caray... un dia es un dia! 




INGREDIENTES

200 gr de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
200 ml de leche
3 huevos
2 ajos pelados
un buen puñado de perejil
350 gr de bacalao desalado
sal i pimienta negra recién molida al gusto



RECETA

Ponemos el bacalao desalado en un cazo cubierto con agua, lo calentamos y justo antes de que empieze a hervir, cuando salgan las primeras burbujitas, apagamos el fuego y lo dejamos un minuto, luego sacamos el bacalao y lo ponemos a escurrir.

Separamos las claras de los huevos y montamos las claras a punto de nieve. Ya sabéis, que al girar el recipiente no se caigan!

En un bol mezclamos las yemas de los huevos con la leche, batimos bien.

En otro bol mezclamos la harina con la levadura y un poco de sal, hay que tener en cuenta que el bacalao és salado.

En un recipiente alto ponemos los ajos pelados, el perejil y el bacalao escurrido y lo trituramos bien.

Mezclamos el triturado de bacalao con perejil y ajos con las yemas batidas con la leche y, cuando este bien mezclado vamos añadiendo la harina, en tres veces para integrarla bien y que no queden grumos.

Añadimos las claras montadas a punto de nieve a la mezcla anterior con una pala, procurando que no se pierda el aire, con movimientos envolventes.

Ahora solo nos queda freír los buñuelos, ponemos abundante aceite a calentar en un cazo y, cuando esté bien caliente, con una cuchara tomamos un pequeña cantidad de la masa y la dejamos caer en el aceite con la ayuda de otra cuchara. Vamos friendo así los  buñuelos hasta acabar con la masa.



Cuando saquemos los buñuelos fritos del aceite es importante ponerlos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Lo he servido pintando los platos con salsa de tomate casera y salsa tapenade, que he servido también para acompañar en un bol aparte, los sabores combinan perfectamente y queda riquísimo.


TAPENADE

Ingredientes: 100 gr de olivas negras sin hueso, 4 filetes de anchoa, 1 diente de ajo, 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de tàperas.

Se ponen todos los ingredientes juntos en un recipiente alto y se tritura bien, se añade aceite de oliva virgen extra hasta obtener la textura deseada.




Espero que os guste esta receta y os animéis a probarla, vale la pena, son absolutamente deliciosos.  


Que disfrutéis de estos deliciosos buñuelos y tengáis una buena Pascua!