Risotto a la griega con menta, pasas y piñones


Risotto a la griega con menta, pasas y piñones


Este risotto esta tremendo! De hecho la receta base es el relleno de los calabacines rellenos a la griega que publiqué hace unos días. Cuando estaba preparando el arroz me pareció tan delicioso que mientras lo iba removiendo me dije que lo tenía que hacer para comer solo, no sólo como relleno. 

Sólo me hizo falta añadir la mantequilla y el queso parmesano y salió un risotto para chuparse los dedos! Además creo que va muy bien para esta época, la menta le da una frescura buenísima, preparadlo y ya veréis como os encanta.

Risotto a la griega con menta, pasas y piñones, preparación:


2 calabacines 
150 gr de arroz 
50 gr de pasas 
50 gr de piñones 
4 cucharadas de aceite de oliva 
1 cucharada de menta picada 
1 cucharadita de canela 
2 cucharadas de perejil picado 
1 cebolla grande picada 
2 dientes de ajo triturados 
sal y pimienta negra recién molida 
una cucharada de mantequilla 
50 gr de queso parmesano rallado 


Risotto a la griega con menta, pasas y piñones, preparación:

Lavamos, secamos y picamos los calabacines. 

Sofreímos la cebolla durante 3 minutos a una cazuela con aceite, añadimos el ajo, la canela, las pasas, los piñones y el calabacín picado, lo dejamos sofreír todo junto hasta que esté tierno y entonces añadimos el arroz, le damos unas vueltas para que se impregne de todos los sabores. 

Incorporamos agua caliente hasta cubrir el arroz, lo dejamos cocer unos 12 minutos removiendo todo el tiempo. Si es necesario vamos añadiendo agua a cucharones, de uno en uno en este punto lo salpimentamos, añadimos las hierbas picadas, removemos para mezclar añadimos una cucharada de mantequilla y 50 gr de queso parmesano, lo dejamos 3 minutos más a fuego muy suave removiendo todo el tiempo y lo retiramos del fuego.



A mí me gusta en este punto, un poco "al dente" pero si lo preferís más blando podéis dejarlo un par de minutos más tapado por que se termine de hacer. Sólo un par de minutos! Si no se os pasaría. 

Lo emplatamos con la ayuda de un aro de servir, o haciendo un montoncito en el centro de un plato y decorando con unas hojas de menta. Un risotto bien veraniego con la frescura que da la menta, probadlo y ya veréis!