Caballa en escabeche



Caballa en escabeche


La caballa es un pescado delicioso y muy económico que no se por que no consumimos más, hay muchas maneras de hacerlo como esta receta de caballa rellena de pasas y piñones, pero hoy os lo traigo en escabeche. ¡Me encanta el escabeche! Tanto en pescados como en carnes o en verduras, todos los escabeches son exquisitos y una autentica delicia, además son tan versátiles! Los puedes aprovechar en empanadas, ensaladas, bocadillos ... Y el de caballa es el mejor escabeche de pescado, el más sabroso, un plato de lujo a un precio muy económico! 


 El escabeche es una forma de conserva, una de las maneras que se tenía de conservar los alimentos cuando no había neveras y su origen es musulmán como tantos platos de nuestra gastronomía tradicional. Uno de esos platos que han sobrevivido al paso de los años, es tan delicioso que no hay que añadir ni quitar nada! 


A mí el escabeche me recuerda siempre a mi abuela, la mejor cocinera que he conocido nunca, una de esas mujeres que se pasaba toda la mañana en la cocina haciendo unos platos increíblemente buenos, con una paciencia y un saber hacer que no he vuelto a encontrar. Tengo tantos recuerdos de ella en la cocina y de sus maravillosos platos! Como este escabeche, que si le damos el tiempo que se merece se convertirá en una auténtica delicia. No dejéis de hacerlo ¡os encantará!



Caballa en escabeche, ingredientes:


4 caballas grandes sin cabeza ni espina 
4 zanahorias grandes o 6 pequeñas 
1 cebolla grande 
10 granos de pimienta negra enteros 
2 hojas de laurel 
1 cabeza de ajos sin pelar 
1 cucharada de pimentón dulce o picante, el que más os guste 
una cullerada de fulles de romaní picades
una cullerada de fulles de farigola picades
200 ml de vino blanco 
200 ml de agua 
200 ml de aceite de oliva virgen extra 
100 ml de vinagre de vino




Caballa en escabeche, preparación:


Pelamos y picamos la cebolla, seguidamente la sofreímos con la mitad del aceite de oliva junto con todos los ajos sin pelar hasta que la cebolla esté transparente. 

Pelamos y cortamos en rodajas la zanahoria y la añadimos al sofrito, debemos cocer unos 10 minutos, entonces añadimos el resto de ingredientes y dejamos que se cueza todo junto unos 10 minutos más a fuego lento. Seguidamente lo apartamos del fuego lo rociamos con unas gotas más de vinagre y dejamos que se enfríe. 

Una vez frío lo guardamos en un recipiente hermético vigilando que el pescado quede totalmente cubierto por el escabeche. Está mejor cuantos más días pasen, mi abuela decía que el escabeche "debe coger polvo" y tenía toda la razón, de hecho el escabeche es una forma de conserva así que no os preocupéis aunque pasen tres o cuatro días sin consumir lo. Ya veréis qué delicia!

Otro escabeche delicioso es el escabeche de atún, buenísimo y también muy versátil, en ensalada está para tirar cohetes!