Patatas rellenas de carne con tomate y verduras


Patatas rellenas de carne con tomate y verduras


Hoy os traigo una receta sencilla y que nunca falla, las patatas rellenas. Son una delicia que enamora a todo el mundo ¡nadie se puede resistir! Esta versión mía lleva mucha verdura así que quedan ligeras y sabrosas, probadlas y veréis como os encantan, se convertirán en una receta fija en vuestra casa ¡os lo garantizo!



Patatas rellenas de carne con tomate y verduras, ingredientes:


4 patatas medianas 
300 gr de carne de cerdo picada 
1 zanahoria 
1 puerro 
1 cebolla 
1 rama de apio 
2 tomates grandes 
1 diente de ajo 
aceite de oliva virgen extra 
sal y pimienta negra recién molida 
orégano seco 
queso emmental  para gratinar, o el que más te guste 
mantequilla para gratinar 





Patatas rellenas de carne con tomate y verduras, preparación:


Empezamos limpiando las patatas con un estropajo o cepillo debajo el grifo, después las ponemos a hervir con agua salada. 

Pelamos, limpiamos y picamos la zanahoria, el puerro, la cebolla y la rama de apio, quitamos las semillas, si las hay, en los tomates y los rallamos. 

Pelamos y picamos el ajo y lo ponemos a sofreír en una sartén con el aceite frío, cuando empiece a desprender un agradable olor añadimos la zanahoria picada y dejamos que se vaya haciendo unos tres minutos, entonces añadimos la cebolla, el puerro y el apio y dejamos que se vaya sofriendo hasta que esté todo tierno, entonces añadimos el tomate rallado y continuamos sofriendo, hasta que haya evaporado el agua y se vea brillante. 

Añadimos la carne picada al sofrito de verduras y dejamos que se vaya cociendo, lo espolvoreamos con orégano seco y añadimos la sal y la pimienta. 

Cuando las patatas ya están tiernas las escurrimos y las dejamos enfriar. Una vez frías las cortamos por la mitad sin pelarlas y las vamos vaciando con un aparato de sacar bolas o con una cucharilla. 

Mezclamos la mitad de la pulpa de patata que hemos extraído con el sofrito, rectificamos si es necesario de sal, pimienta o orégano y con esta mezcla rellenamos las mitades de patata vacías, formando montoncitos. 

Esparcimos por encima un poco de queso rallado y unos trocitos de mantequilla, las ponemos en una bandeja de horno forrada de teflón o de papel de cocer y  las ponemos a gratinar hasta que se vea la superficie dorada y el queso bien fundido y crujiente ¡Un plato delicioso!

¿Mas recetas de patatas?




¡Esta tortilla gallega esta para tirar cohetes!