Rollitos de col


Rollitos de col


Hoy os traigo uno de mis platos favoritos del invierno, los rollitos de col. Se pueden rellenar de mil cosas; de la carne del cocido, de setas, de marisco, de verduras ... y siempre quedan deliciosos!   
Ya han empezado a llegar a los puestos del mercado las primeras coles de la temporada, de aquellas tan verdes y sabrosas, ideales para hacer ensaladas, triturados, y estos deliciosos rollitos, las de La Coromina son tan buenas! No me he podido resistir y me llevé la mas grande de la parada así que tengo un montón de recetas de col preparadas. Hoy os traigo la primera, estos rollitos que seguro tendrán un éxito rotundo en vuestra casa, incluso con los niños que no soportan las coles!



Rollitos de col, ingredientes:


8 hojas de col grandes (de las más exteriores)  
500gr de carne picada, mitad cerdo mitad ternera  
1 manojo de perejil  picado
3 ajos  
1 huevo
500gr de tomate triturado  
una pizca de canela
sal y pimienta negra recién molida  
aceite de oliva virgen extra
1/2 vaso de caldo de pollo, de carne o de agua



Rollitos de col, preparación:


Ponemos una olla a hervir con abundante agua caliente y una cucharada de sal, una vez hierva sumergimos las hojas de col enteras y bien limpias, las escaldamos durante 3 minutos y luego las sacamos del agua con una espumadera y las sumergimos en agua fría con unos cubitos para detener la cocción. Las escurrimos muy bien, las secamos y las reservamos.

Ponemos a calentar una sartén con un poco de aceite de oliva y un ajo picado, cuando el ajo empiece a oler, antes de que se tueste, añadimos el tomate y lo dejamos sofreír a fuego lento.

En un bol mezclamos la carne picada, 2 ajos y el perejil picados, 1 huevo, 1 pizca de canela y salpimentamos al gusto, como si quisiéramos hacer pelotas para el cocido.

Rellenamos las hojas de col con la mezcla anterior formando rollitos y los vamos disponiendo en una bandeja con los pliegues abajo, que arriba quede la parte más cerrada. Lo cubrimos con la salsa de tomate frito, el caldo o el agua y lo acabamos de hacer en el horno precalentado a 180º durante unos 20-25 minutos, dependiendo de vuestro horno. Vigilar que no se os queme, si se está tostando demasiado podéis tapar la bandeja con papel de aluminio y acabar de hacerlos  un poco más.

Lo servimos caliente acompañado de una buena barra de pan o de un poco de arroz hervido, os aseguro que os encantará!


¿Más recetas deliciosas con verudras?




Bastoncitos aromáticos de calabacín




Calabacines rellenos de carne a la boloñesa




Pimientos rellenos a la provenzal




Calabacines rellenos de queso feta i nueces