Trinchado de col kale con papada



Trinchado de col kale con papada


Como además de ser tan sana esta buenísima hoy os traigo un plato que no puede ser más tradicional y al mismo tiempo más moderno: Trinchado de patata y col kale con rosta de papada!

La col kale es la nueva moda en Estados Unidos, el nuevo super alimento, tomado de todas las maneras pero sobre todo en crudo y en zumos vegetales, los famosos "zumos verdes", está tan de moda que incluso le han dedicado un día del año, el primer miércoles de octubre es el National Kale Day.



Esta verdura es muy pobre en calorías y muy rica en fibra, además contiene grandes proporciones de los dos principales antioxidantes, carotenoides y flavonoides, con propiedades protectoras y anticancerígenas, contiene muchísimo hierro, más que la carne de ternera por caloría, también 135mg de calcio por cada 100g, cuando la leche solo tiene 120mg. Cada 100g de col kale tienen 120mg de vitamina C, el 200% de la cantidad diaria recomendada! También tiene mucha vitamina A, ácidos grasos Omega 3, el 700% de la cantidad diaria recomendada de vitamina K (esto hace que mi marido que tiene problemas de exceso de coagulación no pueda abusar ...) total que es la octava maravilla!



De hecho, aunque esta variedad tiene más proporción de todos estos elementos que ningúna otra, todas las coles de hoja verde de invierno, las que hemos consumido aquí toda la vida, tienen estas propiedades. Nuestros abuelos ya sabían lo que hacían cuando al invierno se alimentaban básicamente de berzas, ¡sobre todo para la cena





INGREDIENTES 
4 patatas medianas  
1 manojo de col kale  de La Coromina
4 ajos pelados y cortados en láminas 
aceite de oliva virgen extra 
sal y pimienta negra recién molida 
4 cortes de papada de cerdo fresca 





RECETA



Limpiamos las hojas de col kale y las cortamos bien pequeñas, pelamos las patatas y las hacemos con la col al vapor o hervidas.



Mientras se cuece la verdura ponemos abundante aceite en una sartén y freímos los cortes de papada, que queden bien dorados por ambos lados, deben quedar crujientes por fuera y tiernos y melosos por dentro. cuando ya casi están añadimos los ajos laminados y dejamos que se hagan un poco, lo apartamos del fuego antes de que cojan color, con el calor residual se acabarán de hacer, sacamos las tajadas de papada del aceite y reservamos.



Cuando la verdura ya estén  tiernas la escurrimos muy bien y las añadimos a la sartén con el aceite y los ajos, aplastamos la patata con un tenedor junto con la col, formando un puré rústico damos unas vueltas para que coja bien el sabor del aceite, la papada y los ajos y lo servimos, si queremos con un aro de enplatar o bien formando un montoncito en el centro del plato, ponemos encima la tajada de papada y lo servimos bien caliente. Buen provecho!



La papada para mi es mucho  mejor que el beicon, mas melosa.


No os perdáis estas recetas bien sanas