Caldereta de rape


Caldereta de rape


¡Después de estas semanas de playa sólo me apetece comer platos de pescado! Estaba deseando volver a casa para preparar esta caldereta de rape, me encanta! Y además es sencillísima de preparar. 

El típico plato que preparaban los pescadores en las barcas después del trabajo con el pescado que estaba demasiado feo para vender en la lonja y con los cuatro ingredientes que tenían a bordo, un plato sencillo de origen humilde que se ha convertido una maravilla y todo un lujo. 

Yo la hago normalmente con rape, porque es el pescado que mejor se come mi hijo, ya sabéis, por el tema de las espinas, pero si preferís otro pescado no hay problema, todos quedan bien, y si os ha tocado la lotería y queréis tirar la casa por la ventana podéis hacerlo con langosta o bogavante!  

Los mejores calderetas de pescado que he comido nunca en mi vida las comí de jovencita en Cala Joncols, en Cap de Creus, donde he estado esta última semana. Los hombres salían a pescar muy temprano, cuando nosotros todavía dormíamos, y al volver lavaban el pescado en la playa, entonces desierta, sobre todo recuerdo unos congrios enormes, con aquellos congrios a mediodía comíamos una caldereta gloriosa cocinada en la cocina del hotel que era la única construcción de toda la playa, ¡un paraíso!

 A mí sobre todo me gustaban las patatas, con aquel gusto de pescado tan bueno, no he vuelto a comer unas patatas como aquellas, y que bien que venían después de pasarnos toda la mañana nadando y jugando en la playa!



Caldereta de rape, ingrediente:


800 gr de rape limpio y cortado en rodajas 
4 patatas medianas 
300 gr de tomate rallado 
1 cebolla grande 
2 dientes de ajo 
aceite de oliva virgen extra 
sal y pimentón picante o dulce, lo que más os guste 
perejil picado para decorar 
4 almendras, 4 avellanas, 1 diente de ajo pequeño dos cucharadas de hojas de perejil para la picada 
500 ml de caldo de pescado 


Caldereta de rape, preparación:


Pelamos, limpiamos y picamos la cebolla y los 2 dientes de ajo y lo sofreímos con aceite de oliva virgen extra abundante en una cazuela, debe quedar muy hecho, que comience a oscurecerse. 

Añadimos el pimentón, damos unas vueltas con cuidado ya que se quema enseguida y añadimos el tomate rallado, dejamos que se vaya haciendo a fuego lento removiendo de vez en cuando. Cuando haya reducido a la mitad y se vea brillante ya estará listo. 

Pelamos y limpiamos las patatas, las cortamos en trozos rompiéndolas, no cortándolas del todo con el cuchillo, de esta forma sueltan más almidón por la parte del corte irregular y la salsa queda ligada y más buena. 

Añadimos las patatas cortadas en la salsa de tomate y damos unas vueltas, unos tres minutos, para que se doren un poco y vayan cogiendo el sabor de la salsa. Después lo cubrimos con el caldo de pescado y lo dejamos hervir a fuego lento durante 12 minutos.

Salamos las rodajas de rape y lo añadimos a la cazuela con las patatas y la salsa, dejamos que se haga a fuego vivo 5 minutos. 

Mientras preparamos la picada en un mortero o con la batidora, picamos todos los ingredientes juntos, el ajo, las avellanas, las almendras y el perejil. Una vez bien picado añadimos unas cucharadas del jugo de la cazuela y mezclamos bien para mezclarlo. 

Añadimos esta picada por encima del guiso, sacudimos un poco la cazuela para que se mezcle con la salsa, lo dejamos hacer unos tres o cuatro minutos más, y ya lo tenemos listo para comer. 

Lo servimos espolvoreando por encima un poco de perejil picado, delicioso!

Tal vez os apetezca ver también estas cigalas al horno con mayonesa de ajo, quedaría de lujo en un menú con esta caldereta!  O también estos buñuelos de bacalao.  Si preferís platos con mejillones tenéis estos frescos mejillones con vinagreta de verduras o esta aromática mouclade, un menú de pescado de lujo!


Queréis ver una imagen de Cala Joncols, el pequeño paraíso del Cap de Creus? Hace mil años que no he vuelto al hotel, ya no es el mismo de cuando era pequeña, pero me parece que continúan haciendo una buena caldereta de pescado, al menos buena materia no les falta!