Buñuelos de cuaresma


Buñuelos de cuaresma  


¡Esta es la mejor receta de buñuelos que he probado nunca! Los buñuelos de cuaresma del Empordà son deliciosos y uno de los dulces más populares y más típicos de esta época del año en Cataluña. Cada casa tiene su receta así que como con todas las recetas populares hay mil variantes y todo el mundo dice tener "la auténtica". Yo no te voy a decir que esta es la más auténtica pero sí es la que en casa nos gusta más ¡y que estos buñuelos triunfa allí donde van! Animaos a hacerlos porque son una delicia y no es tan complicado como os podáis pensar. Además al precio que van, vale la pena prepararlos en casa, y el resultado os encantará ¡recién hechos son tan suaves y buenos que os enamorarán! 





Buñuelos de cuaresma  

INGREDIENTES (para 1/2 kilo aproximadamente)
25g de levadura fresca de panadero (se vende en los súpers)
3 cucharadas soperas de leche tibia (50 ml)
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
3 cucharadas soperas de licor de anís
Si se quiere, 2 cucharaditas de semillas de anís (matalauva)
100g de azúcar, 3 huevos
la piel rallada de 1/2 limón
1/2 cucharadita de canela
una punta de sal, 300g de harina
aceite de oliva suave para freír


RECETA

Separamos las claras de las yemas de huevo, reservamos.

Disolvemos la levadura con la leche tibia y lo vertemos en un recipiente lo suficientemente ancho como para hacer toda la masa. Añadimos el aceite, el licor de anís y, si queremos poner, las semillas de anís, el azúcar, las yemas de huevo, la ralladura de limón, la canela y la sal. Lo mezclamos todo hasta que quede bien integrado y seguidamente añadimos la harina tamizada y lo amasamos hasta que la masa sea muy fina.

Aparte montamos las claras de huevo a punto de nieve y las integramos en la masa anterior con cuidado de que no se bajen, con movimientos envolventes de abajo arriba. Nos quedará una masa bastante pegajosa, debemos dejarla reposar en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire tapada con un paño o papel film hasta que doble su volumen. Al menos una hora pero cuanto más tiempo mejor.

Cuando la masa ha levado ya podemos freír los buñuelos. Calentamos bastante aceite en una cazuela y vamos formando los buñuelos y friéndolos en el aceite bien caliente. Para formarlos un buen truco es coger un poco de pasta con una cuchara untada de aceite y con la ayuda de otra cuchara también untada de aceite formar bolitas y dejarlas caer en el aceite bien caliente, Tiene que haber suficiente aceite como para que floten y así ellos solos se darán la vuelta cuando ya estén cocidos de un lado. Si queremos los buñuelos con el típico agujerito lo hacemos con un palito untado con aceite una vez dejamos la pasta en el aceite para freír. En casa no los hacemos con agujerito, nos gustan más como bolitas.






Una vez los tenemos fritos los vamos disponiendo sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y ya los podemos poner en una bandeja para servir bien azucarados, en casa nos gustan con azúcar normal pero si lo prefieres puedes usar azucar glasé. Animaos a hacer estos buñuelos y ya veréis como sorprenderéis a todos!

No os perdáis estas otras recetas dulces, os van a encantar































¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!