Calamares rellenos de verduras




Calamares rellenos de verduras


Estos calamares son muy originales, además al ir sin salsas y rellenos de verduras quedan mucho más ligeros que los tradicionales. Seguro que no se te había ocurrido combinar sobrasada y espinacas con calamares, ¿verdad? Pues queda de lo más rico, un plato que se hace en un santiamén y que puede perfectamente servirse en una ocasión de compromiso, anímate a hacerlo, ¡sorprenderás a todos!




INGREDIENTES
500g de calamares
500g de espinacas (yo espinacas ecológicos de la Coromina, el mercado del León)
un puñado de piñones
un puñado de pasas puestas en remojo unas tres horas
2 cucharadas soperas de sobrasada
2 ajos picados
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta negra recién molida
400g de judías blancas cocidas





RECETA

Separamos las patas y las aletas de los calamares y las picamos, luego les damos la vuelta para limpiarlos bien por dentro. Así nos quedarán más blanquitos y de esta manera al freírlos ellos mismos se cerrarán y no será necesario ponerlos el típico palillo. Reservamos.

Limpiamos las espinacas muy bien y las cortamos finas. Pelamos y picamos los ajos.

En una sartén calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva con los ajos picados y, cuando empiece a oler agradablemente a ajo, añadimos las patas y aletas de los calamares picadas y dejamos que se hagan un par de minutos.

Añadimos las espinacas picadas, lavadas y escurridas. Si no nos caben todas de una vez ponemos las que quepan en la sartén, enseguida se "encogerán" y podremos añadir el resto. Las vamos removiendo para que se hagan por igual, enseguida las tendremos listas.

Cuando ya casi estén las espinacas añadimos las pasas escurridas, los piñones y la sobrasada y les damos unas vueltas para que se mezclen los sabores. La sobrasada se fundirá y impregnará toda la verdura en un par de minutos.

Ahora vamos a llenar los calamares con el sofrito de verduras y sobrasada. si quieres puede cerrar los calamares con un palillo, pero no es necesario, si los tenemos del revés no se saldrá el relleno.

Una vez tenemos los calamares rellenos los iremos friendo en una sartén con un poco de aceite de oliva, los iremos haciendo a fuego medio, un par de minutos por cada lado será suficiente, no hay que hacerlos mucho ya que nos quedarían muy secos.

La sepia y los calamares tienen dos cocciones para quedar tiernas, o bien se hacen muy poco, a la plancha o fritos o, si los tenemos más de un par de minutos, se vuelven duros y secos y entonce hay que dejarlos cocer en algún líquido o salsa bastante más tiempo para que vuelvan a quedar tiernos, como unos veinte minutos (sería el caso de otras preparaciones como la sepia con guisantes o en salsa por ejemplo).

Reservamos los calamares y en esta misma sartén, con el aceite restante que se habrá impregnado de la sobrasada y el gusto de los calamares, preparamos las judías de la guarnición. Ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente añadimos las judías blancas cocidas y escurridas. Con el dorso de una cuchara de madera las vamos aplastando para que se forme un puré rústico y se absorban los sabores de los calamares y el aceite, salpimentamos y ya sólo nos quedará servir.

Ponemos en un plato un poco de puré de judías y encima una ración de calamares de forma decorativa, podemos espolvorear con perejil picado. ¡Ya verás que plato más rico y original!


¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!




Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!