Ensalada de pasta y marisco



Ensalada de pasta y marisco


Al llevar marisco resulta tan elegante que la puedes servir como entrante un día que tengas invitados. La puedes preparar con antelación y aliñar poco antes de servir, bien fresquita, ¡quedarás la mar de bien! 

Esta ensalada es una de mis preferidas, me gusta tanto que me la preparo para comer en el trabajo como plato único, ya que además de rica es muy completa. Un buen plato de esta ensalada de pasta y marisco, una pieza de fruta y a seguir currando! ;-)






Ensalada de pasta y marisco, ingredientes:

1 kg de mejillones cocidos al vapor sin sus conchas
1/2 taza de colas de gamba peladas y cocidas
2 tomates maduros
1 pepino
1/4 de lechuga romana 
1 taza de palitos de cangrejo (surimi)
250 gr de pasta para ensalada (yo margaritas tricolor)
sal y pimienta negra recién molida al gusto
aceite de oliva virgen extra (AOVE)
vinagre de calidad o zumo de limón
3 cucharadas de salsa rosa casera, receta aquí

* Si te gusta el picante puedes poner un par de piparras picantes picadas, queda muy rico!  





Muchas veces me han preguntado que son las piparras al hablar de ellas en otras recetas, así que os he puesto una foto para los que no las conocéis.  Como ves son una especie de  pimientos pequeñitos y picantes, se conservan  en vinagre como los pepinillos y en  España se consumen mucho, muchas veces acompañados de olivas por ejemplo formando parte de  las populares banderillas.  Si queréis saber más sobre este ingrediente podéis visitar el siguiente enlace "piparras".




Ensalada de pasta y marisco, preparación:


Lo primero  es preparar los mejillones al vapor y separarlos de las cáscaras, Solo hay que poner los mejillones bien  limpios en una olla alta, los mejillones deben  ocupar solo un  tercio  de la olla, la tapamos y la  ponemos al fuego suave,  sin nada de agua ni de sal.

Enseguida los mejillones se abrirán soltando el agua de mar que guardan en su interior, en ese  momento podemos "sacsear"  o sea, agitar, la olla tapada par ayudar  a que se abran y que no queden aprisionados unos entre otros.  En un par  de minutos ya se abran abierto todos, apagamos el fuego y  los retiramos del líquido para evitar que se hagan demasiado.  Los reservamos.





Ponemos abundante agua con sal a hervir y cocemos la pasta siguiendo las instrucciones  del fabricante.  Una vez al dente la escurrimos y la refrescamos con agua bien fria para cortar la cocción, y para eliminar el almidón que suelta, de este modo nos quedará bien suelta, que es lo que buscamos para una ensalada.

Seguidamente cortamos la lechuga en una  juliana muy fina, reservamos.

Pelamos el pepino y  también  lo cortamos en daditos pequeños, reservmos.

Pelamos los tomates  y los cortamos a daditos pequeños desechando las semillas, reservamos.



Cortamos las gambitas cocidas en  trozos  como de un par de centímetros, reservamos.

Cortamos también los palitos de surimi en daditos más o menos  del  mismo tamaño y reservamos.

Ahora solo nos queda mezclar bien  todos  los ingredientes  en un bol amplio, se sobreentiende que todos los ingredientes están  bien fríos, de no ser  así habría  que esperar a que se enfriasen. 

Una vez todos los ingredientes bien mezclados podemos aliñar la ensalada para consumirla en enseguida o bien, si la queremos comer más tarde u otro día, taparla herméticamente en un tupper o con un poco de papel film y guardarla en frío hasta el momento de servir. 

Preparamos el aliño con un podo de sal, pimienta negra, aceite de oliva, vinagre suave (de manzana por ejemplo) y un poco de salsa  rosa.  Aliñamos y servimos inmediatamente nuestra ensalada de pasa y marisco bien fría.  


Mas entrantes fríos estupendos


Mejillones en vinagreta





Mejillones con dos salsas




Espero que te hayan gustado  estas recetas y  que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las  redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!