Mona de Pascua de Tarta Sara




Mona de Pascua de Tarta Sara



La tarta Sara es una de las más típicas para usar como mona de Pascua, y a mi es de las que más me gustan. Queda muy rica y es muy sencilla de preparar, anímate y este  año prepara  tu propia mona de Pascua de tarta Sara, verás que éxito. ¡Te parecerá mentira conseguir hacer una tarta como de pastelería en casa, y casi sin esfuerzo! 

Te  aconsejo que prepares un día el bizcocho y al día siguiente prepares la cobertura, el relleno y acabes la tarta Sara, de esta manera no se te hará nada pesado el trabajo. Y a mi me parece que el bizcocho se trabaja mejor si está reposado de un día para otro, sobre todo un bizcocho tan esponjoso y delicado como este.

Y ahora un poco de historia: La tarta Sara,o Sarah Bernhardt se llama así porque era la  preferida de la conocida actriz francesa del  siglo pasado. Parece ser que un pastelero francés la invento en honor de  la  actrizy a ella le gustó tanto que siempre la pedía, la tarta se puso de moda y  adopto el nombre de la actriz. Todavía hoy en día es uno  de  los pasteles más típicos en las pastelerías, tanto en su versión grande como en la versión individual, no pasa de moda y es que resulta deliciosa. 

Con  su tierno y esponjoso bizcocho contrastando con el crujiente de  las almendras laminadas y tostadas y la untuosidad de la crema de mantequilla es un pastel que gusta a todos, por eso lleva tantos años  siendo  de los más  demandados *-*  




Mona de Pascua de Tarta Sara, ingredientes


Para el bizcocho de base

Para el almibar
150 gr de azúcar blanquilla
65 gr de agua

Para la cobertura y el relleno
250gr de mantequilla
100 gr de mermelada de albaricoque
100gr de almendra fileteada
azúcar glas para decorar


Mona de Pascua de Tarta Sara, preparación


Primero tenemos que hacer el bizcocho de la base, os recomiendo hacerlo el día antes de hacer la mona para que no sea tan laboriosa y larga la preparación.

Clica el  enlace para ver la receta: bizcocho básico para tartas y monas de Pascua 





Ya tendremos nuestro bizcocho para usar de base en cualquier tarta que queramos preparar.   En  este caso hacemos una  capa cortando cerca  de la base y otra  capa cortando cerca de la cubierta, nos quedarán tres capas.


Tostamos las  almendras fileteadas:

Repartimos las  almendras en una capa fina sobre una bandeja de horno,procurando que no se monten.  Las tostamos en el horno precalentado a 180º durante unos 5 minutos, vigila porque se queman enseguida y si pasa esto amargan un montón. Las sacamos enseguida del horno y dejamos que se enfríen.



 
 



Preparamos el almíbar:

Solo tenemos que mezclar en un cazo  el azúcar con el agua  y llevarlo a ebullición, ves removiendo hasta que el almíbar  adquiera una consistencia de jarabe, y listo.  Lo dejamos enfriar un poquito antes de usarlo. Separamos el almíbar  en dos mitades, una para pintar las capas de bizcocho y la otra para la crema de mantequilla.



Preparamos la crema de mantequilla:

La mantequilla tiene  que estar a temperatura ambiente,  mantequilla pomada. Se llama así porque la textura es de pomada, muy blandita y manejable. Si eres un  desastre como yo y no te has acordado de sacar la mantequilla de la nevera para que se ponga blandita, un truco consiste en cortarla en daditos muy  pequeños, o mejor aún, rallarla con un rallador de agujeros grandes. Así se ablanda enseguida y queda lista para preparar nuestra crema.




Ponemos la mantequilla pomada en la batidora de  varillas y la batimos bien, en cuanto tengamos una crema lisa añadimos el almíbar que teníamos reservado poco a poco y seguimos batiendo unos minutos más, nos quedará una crema de mantequilla muy untuosa: mantequilla confitada. Con esta crema acabaremos  nuestra Sara.






Montaje de la tarta Sara para  preparar nuestra Mona de Pascua



Pintamos con un pincel  de repostería la capa inferior del bizcocho con almíbar y por encima repartimos una buena capa de crema de mantequilla. La nivelamos con la ayuda de una espátula.




Colocamos la segunda capa de bizcocho y la pintamos con almíbar. encima repartimos la mermelada de albaricoque repartiendola de forma uniforme.




Colocamos la última capa de bizcocho y la pintamos con el resto del almíbar.  Encima  esparcimos una  generosa capa de crema de mantequilla y también por los  laterales, intentamos que nos quede una capa nivelada pero no te preocupes porque quede muy perfecta, luego la taparemos con las almendras fileteadas tostadas que taparán cualquier defecto *-*





Finalmente cubrimos la capa de mantequilla con las almendras fileteadas tostadas por los laterales y por encima. Esparcimos si queremos un poco de azúcar glas por encima de las almendras y ya podemos decorar  nuestra mona de Pascua. Yo he  usado pequeños huevos de chocolate cubiertos con papeles de colores, un gran huevo central y unos pollitos. Puedes usar también plumas de colores o alguna  figurita de plástico de los personajes preferidos de tus niños, ¡hay muchas posibilidades de decoración! Para que se aguante derecha la decoración  yo he usado un poco de crema de mantequilla que he disimulado con almendra fileteada.

Como ves no es nada  difícil de hacer, si un poco  laboriosa pero si la haces en dos días no se te hara nada pesada la tarea, y como el resultado es tan bueno te vas a sentir muy orgullosa, Así que, ¡manos a la obra!


¿Mäs recetas de pasteles?


Pastel de zanahoria y chocolate con cobertura de chocolate





Pastel de lavanda,  limón y frutos rojos



Espero que te haya gustado  esta entrada y  que te sea de utilidad, si quieres puedes seguirme en las  redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!