Aperitivo de fiesta:Tartaletas rellenas de champiñones a la crema y queso...¡Mucho queso!




Tartaletas de champiñones  a la crema y queso...¡Mucho queso!


Un aperitivo con el que vas a triunfar en cualquier reunión de amigos o familiares, creo que no hay nadie que pueda resistirse a estas deliciosas tartaletas rellenas de champiñones a la crema y queso... ¡Mucho queso!   

Me encanta el aspecto rústico que tienen, como de masa casera, son remonísimaas y puedes explicar que te has dejado la vida y un montón de horas en la cocina para prepararlas y se lo creerán, ¡parecen tan laboriosas! Solo tu sabrás que las has preparado en un periquete y sin despeinarte (^_^) Ya te digo, es una receta fabulosa.

Estas están de muerte pero, para que puedas presentar un buen surtido, al final del post te doy 2 recetas más para preparar tartaletas expres que están también ¡espectaculares!





Tartaletas de champiñones  a la crema y queso, ingredientes:


1 paquete de obleas de empanadilla pequeñas
2 dientes de ajo, 1 cebolla, una ramita de tomillo y 1 hoja de laurel
50 gr de panceta o de recortes de jamón
250 g de champiñones,
1 chorrito de vino blanco seco
250 ml de nata para cocinar
Sal y pimienta negra recién molida
100 gr de queso que funda bien (brie, camembert, gouda, emmental…)
Aceite de oliva virgen extra y una cucharadita de mantequilla



Tartaletas de champiñones  a la crema y queso, preparación:



Vamos a preparar el relleno de las tartaletas. Para ello limpiamos los champiñones y los laminamos, reservamos.

Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana fina, pelamos y picamos los ajos, reservamos.

Finalmente picamos la panceta o los recortes de jamón y también reservamos.

En una sartén antiadherente con un chorrito de aceite y una cucharadita de mantequilla ponemos a dorar los ajos picados y la cebolla cortada en juliana junto con la hoja de laurel y la ramita de tomillo. Salpimentamos.

Cuando ya empiece a tomar color la cebolla añadimos la panceta picada (o jamón) y en cuanto esté un poco hecha, que se hace en seguida, añadimos los champiñones cortados a láminas y los dejamos sofreír. Si sueltan líquido dejamos que se evapore completamente. 

Seguidamente añadimos un chorrito de vino blanco seco y dejamos que se evapore el alcohol, medio minuto aproximadamente. En seguida añadimos la nata para cocinar y el queso cortado a trocitos, o bien rallado. 

Cuando el queso se haya derretido y la salsa comience a estar ligada, probamos de sal y pimienta y rectificamos si es necesario. Apartamos del fuego y reservamos. No hay que esperar a que la salsa esté muy espesa, piensa que al enfriarse aún se seguirá espesando más.

Preparamos las tartaletas untando de aceite los huecos de un molde de magdalenas o mufffins, seguidamente colocamos en cada hueco una oblea de empanadilla. No hace falta que quede muy bien colocada ni todas iguales, es más bonito que se vea un poco rústico y casero.

Vertemos un par de cucharadas de los champiñones a la crema en cada oblea y horneamos con el horno precalentado a 180º. Se hacen enseguida, en menos de cinco minutos estarán listas. Como siempre te digo cada horno es un mundo, vigila y cuando las veas doraditas es que ya están a punto. Sirve inmediatamente.  Puedes espolvorear con un poquito deperejil picado y regarlas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, como en la foto.


¿Quieres ver más recetas para preparar tartaletas con obleas compradas?


Tartaletas de huevos estrelados con chorizo y pimientos del padrón




Tartaletas de gorgonzola, peras y miel con nueces