lunes, 6 de marzo de 2017

Trufas saladas de cebollino y queso fresco




Trufas saladas de cebollino y queso fresco



Estas trufas de cebollino y queso fresco son estupendas para un aperitivo pues el queso fresco resulta muy neutro y así gustan a todos. Según que quesos no son para todos los gustos pero estas sí, y además las galletitas saladas que lleva la masa le dan un puntito de sabor muy rico ¡nadie podrá resistirse!

Publiqué hace un tiempo estas trufas de queso de cabra que a mi me chiflan, en casa todos adoramos el queso de cabra así que estas vuelan en los aperitivos. La sorpresa fue cuando las cociné en uno de mis cursos de cocina fácil para lucirte y me sorprendió que no a todo el mundo le gustasen, el motivo es el queso de cabra, es un poco fuerte y particular así que o lo adoras no te gusta nada. Intenté hacer las trufas con queso crema, más suave y apto para todos, pero este no sirve para hacer trufas, al contrario del queso de cabra no tiene el suficiente cuerpo, ¡que pena!

Las trufas de queso de cabra quedan tan bonitas y son tan sencillas de hacer que me propuse no parar hasta conseguir una versión apta para todos, y este es el resultado, ¡ideal! Añadiéndole harina de galletas al queso crema este adquiere la textura perfecta para formar las bolitas y conseguir estas preciosas trufas de aperitivo, y así puedes hacer trufas de queso de cabra y también trufas de queso crema ¡y todos contentos!


Trufas saladas de cebollino y queso fresco, ingredientes:


300g de queso crema tipo Philadelphia
300g de galletitas saladas (tipo “pez”, crackers…)
Un manojo de cebollino 



Trufas saladas de cebollino y queso fresco, preparación:



Trituramos las galletas en una picadora  hasta que queden hechas harina. Si no tenemos picadora las ponemos dentro de una bolsa de plástico y las trituramos haciendo rodar por encima un rodillo. Reservamos

Picamos el cebollino muy fino y lo reservamos en un plato.

En un bol amplio mezclamos la harina de galleta con el queso crema hasta que nos quede una masa con los dos ingredientes bien integrados. Si hace calor guardamos esta masa en la nevera para que coja cuerpo y sea más fácil de manipular, en invierno no es necesario.

Formamos bolitas con la masa de galletas y queso y las vamos disponiendo en un plato.

Mejor hacer las bolitas de tamaño pequeño, si son muy grandes no resultan tan ricas, empalagan un poco. 

Finalmente rebozamos las bolitas de queso con el cebollino que teníamos reservado, las hacemos rodar por el plato con el cebollino picado presionando un poco para que se quede bien enganchado, procurando que no quede ninguna zona por cubrir.

Colocamos todas las trufas de cebollino y queso fresco en un tupper , las guardamos en la nevera para que cojan cuerpo y ya estarán listas para servir. Deben estar mínimo 30 minutos pero aguantan perfectamente tres o cuatro días en un tupper hermético.

Podemos servirlas en un plato o bandeja bonitos como en la foto y también quedan muy chulas si las pinchamos en un palito y las servimos como si fuesen chupa-chups.

Este rebozado de cebollino queda muy fresco y del gusto de todos pero podemos personalizar nuestras trufas o chupachups de queso rebozándolo con otras hierbas frescas como perejil, romero, tomillo… ¡Prueba a ver cual versión prefieres!

¿Mas recetas chulas de aperitivo?

Mini cocas  con chorizo y huevos  de  codorniz escalfados




30 recetas de aperitivos para fiestas



Espero que te haya gustado este post y que te sea de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades. 
Puedes seguirme en FacebookTwiterInstagram Google+ ¡¡Te espero!!