Pasta fresca al estilo de Capri


Pasta fresca al estilo de Capri


Una salsa con un sabor que recuerda mucho a las típicas berenjenas a la parmesana, el parmesano y la albahaca le dan el mismo toque pero algo más picante y más lácteo ya que lleva bastante mozzarella. Esta salsa para pasta ha sido todo un descubrimiento, uno de tantos del libro de Karin Leiz "Las verduras de muchas maneras" fácil y rápida de hacer y absolutamente adictiva, una delicia! En casa este verano nos ha dado por las berenjenas, el pastel de berenjenas, la moussaka y esta salsa de berenjenas para pasta que la he preparado un montón de veces, nos gusta tanto o más que los macarrones con chorizo ​​de toda la vida!


Pasta fresca al estilo de Capri, ingredientes: 


400 gr de pasta 
400 gr de berenjenas 
400 gr de tomates maduros 
200 gr de mozzarella rallada 
100 gr de queso parmesano
2 dientes de ajo 
1 guindilla picante 
1 manojo de albahaca 
aceite de oliva virgen extra 
sal y pimienta negra recién molida


Pasta fresca al estilo de Capri, preparación:


Cortamos las berenjenas en rodajas, las salamos y las dejamos sudando durante media hora, para que pierdan su jugo amargo. 

En una sartén con aceite freímos los ajos a láminas, cuando empiecen a tomar color añadimos la guindilla a tiritas y los tomates pelados, sin semillas y cortados en trozos. Lo salpimentamos y dejamos que se cueza hasta que quede bien sofrito y brillante. 

Cortamos cada lámina de berenjena en tres trozos y podemos hacerlas o bien fritas en aceite de oliva, poniéndolas después sobre papel de cocina para absorber el exceso de grasa o bien en el microondas en un recipiente de vidrio tapado y con un chorrito de aceite de oliva, 5 minutos a 800. 

Hervimos la pasta en abundante agua salada siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez hechos los escurrimos y los salteamos unos minutos en una cazuela con la salsa de tomate, seguidamente añadimos la mozzarella rallada y la albahaca picada, mezclamos y esperamos unos instantes a que el queso se derrita. Lo servimos espolvoreado con abundante queso parmesano, un poco de pimienta molida y hojas de albahaca fresca.