Pastelitos de nata y frutos rojos



Pastelitos de nata y frutos rojos


Hoy os traigo una receta dulce de emergenciaUnos pastelitos que puedes preparar en un momentoque hacen un efecto preciosoy por supuesto están buenísimosLa pasta de hojaldre es lo que tiene, con un poco de imaginación te saca de mil compromisos y siempre queda bien, tanto en dulce como en saladoEstos pastelitos de nata y frutos rojos son perfectos para tomar en cualquier momento del día en que te apetezca algo dulceel hojaldre con la nata es divino y el toque fresco y ligeramente ácido de la fruta aligera los pasteles y leva la mar de bienpruébalos y verás qué maravilla de receta!




  Pastelitos de nata y frutos rojos, ingredientes:


1 lámina de hojaldre  
1 paquete de frutos rojos congelados (o frescos si tienes)  
1 brick de nata para montar de 500 ml  
1 huevo batido para pintar la masa  

                                    50 gr de azúcar glas para la nata y un poco más para decorar


 Pastelitos de nata y frutos rojos, preparación:


Sacamos el hojaldre del paquete y lo dejamos que se atempere unos 10 minutos. Sacamos la fruta del congelador y dejamos que se vaya descongelando.

 Cortamos el hojaldre en círculos o en la forma que más nos guste (yo lo hice en círculos con la ayuda de un vaso de agua).

 Ponemos los círculos en una bandeja de horno forrada con un papel de teflón o de papel de horno, los pintamos con el huevo batido y los horneamos con el horno precalentado a 180 º tardarán unos 15 minutos, vamos vigilando que no se quemen.

 Mientras montamos la nata, tener la nata y todos los utensilios de montarla bien fríos lo facilita mucho la labor. Cuando está casi montada añadimos el azúcar en forma de lluvia y seguimos batiendo hasta que se formen picos y quede firme.

 Cuando el hojaldre ya esta cocido lo dejamos enfríar en una rejilla y, una vez frío, cortamos los círculos por la mitad, como si quisiéramos hacer un bocadillo.

 Ponemos encima de la mitad inferior una cucharada de nata, si tenemos tiempo y ganas podemos hacerlo con una manga pastelera, quedará más fino, pero en plan rústico a mí me gusta mucho como queda. Encima de la nata repartimos unas pocas frutas rojas y se tapa con la parte que habíamos cortado.

Solamente nos queda espolvorear con una pizca de azúcar glas y ya lo tenemos listo para comer, facilísimo y muy, muy bueno!  ¿Alguien da mas?



Espero que te hayan gustado  estas recetas y  que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las  redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!