Mini croissants de pollo Alfredo


Mini croissants de pollo Alfredo


Hoy os traigo una receta que es absolutamente irresistible, maravillosa, tierna y crujiente al mismo tiempo, jugosa, suculenta, gustosísima... ¡Se me acaban los adjetivos! Vamos que son una maravilla tremenda estos croissantitos, los tenéis que probar aunque sea una sola vez, éxito más que seguro!

Ya os hablé de la salsa Alfredo cuando os di la receta de los espaguetis Alfredo, irresistibles también. Pues imaginad la maravillosa combinación de queso parmesano y mantequilla con unos trocitos tiernos y sabrosos de pollo y todo envuelto en una crujiente capa de hojaldre aromatizada por la salsa y en forma de mini croissant ... Ya estáis salivando? No me extraña, la tenéis que hacer!




INGREDIENTES
3 cucharadas de mantequilla
3 dientes de ajo picadas o bien pasadas por el prensador de ajos
200 ml de crema de leche
sal y pimienta negra recién molida, al gusto
100g de queso parmesano o bien grana padano rallado
1 cucharada sopera colmado de harina
1 pechuga de pollo
1 paquet de pasta de hojaldre redonda
1 huevo batido para pintar
orégano para decorar




RECETA

Sacamos la lámina de hojaldre de la nevera y abrimos el paquete, la dejamos que se vaya atemperando mientras vamos preparando el resto de ingredientes.

Hacemos la pechuga de pollo a la plancha o en el microondas y, una vez frío lo cortamos en trocitos pequeños o la vamos desgajando con un tenedor, debe quedar desmenuzada.

Ponemos la mantequilla en una sartén antiadherente a calentar junto con los ajos bien picados y dejamos que se derrita la mantequilla y se aromatize con los ajos.





Una vez vemos que los ajos empiezan a tomar color añadimos la crema de leche o nata y dejamos que se caliente con el resto de ingredientes. Añadimos la cucharada de harina y dejamos que se haga algo sin llegar a tostarse.




Añadimos el queso parmesano o grana padano rallado y lo mezclamos hasta que quede fundido y todo bien mezclado con la salsa Alfredo.




Añadimos el pollo bien desmenuzado y lo mezclamos muy bien con la salsa, veremos que coge cuerpo y nos queda como una pasta de hacer croquetas.




Salpimentamos nuestra masa de pollo Alfredo, reservamos y la dejamos enfriar un poco.




Mientras se enfría la masa de relleno cortamos el disco de pasta en 8 trozos, lo ideal sería que fueran iguales pero este día iba muuuuy rápido y me salieron de cualquier manera, al igual que las fotos! Pero ya os hacéis una idea, ¿no?




Ponemos una buena cucharada de relleno a cada triángulo, más hacia la parte ancha que hacia la punta, la foto no es demasiado buena pero se puede apreciar en donde debe ir el relleno.




Ahora solo nos quedará enrollar los triangulos de pasta alrededor del relleno para conseguir nuestros mini croissants de pollo Alfredo.





Empezamos a enrollar por la parte más ancha, doblamos la pasta por encima del relleno y seguimos enrollando, la punta del final del triángulo debe quedar por encima del croissant y finalmente sólo nos quedarà doblar un poco las dos "cuernos" para darle la forma típica de los croissants. En la foto de abajo tenéis un paso a paso, es facilísimo!




Cuando ya tenemos todos los mini croissants formados los ponemos en una bandeja cubierta de papel de horno o de una lámina de teflón o de silicona y sólo nos quedará pintarlos con huevo batido.




Y finalmente podemos espolvorear nuestros mini croissants con hojas de orégano seco para dar un toque aún más romano y ¡al horno! Los hacemos en el horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos o hasta que veáis que ya los tenéis doraditos.

Aquí un antes y después muy chulo. Lástima que no se ha inventado la forma de oler a través del ordenador, porque no os hacéis una idea del aroma tan increíble de estos croissantitos!





Si deseáis ver más recetas de pastas saladas no os perdáis esta recopilación!




 Tenéis todas las recetas aquí