Pastel de fresas light


Pastel de fresas light 


Seguimos con recetas ligeras, esta vez un postre y con fresas ¡que están en plena temporada! Me encantan los pasteles de fresas y quería encontrar alguna manera de hacerlo bien ligero, para no romper mi plan para adelgazar, así que me puse a pensar la manera y este es el resultado del invento. ¡La verdad es que ha quedado muy bueno! Hice un pastel con un molde de 20 cm y sólo pude comer un trocito, a mi hijo le gustó tanto que entre él y el padre se lo acabaron todo. Si te animas a hacerlo ya varas como te encanta, y prácticamente no puntúa lo  más mínimo, con esto de las recetas para perder peso me lo estoy pasando muy bien, estoy comiendo de lujo ¡y encima adelgazo!



INGREDIENTES
 (para un molde redondo de 20 cm de diámetro)
6 yogures 0% materia grasa edulcorados
½ k de fresas
9 hojas de gelatina
50 ml de leche descremada tibia
50 ml de agua tibia
1 lámina de bizcocho de 20 cm de diámetro (usé uno de esos pasteles que ya vienen hechos y cortados en 3 discos para rellenar)
Si deseas aromatizar los yogures puedes poner un poco de aroma de vainilla, yo no lo hice.




RECETA

Cortamos el disco de bizcocho al tamaño del molde y lo ponemos en el fondo.

Ponemos en remojo 6 hojas de gelatina en agua fría unos cinco minutos. Pasado este tiempo deshacemos la gelatina en la leche tibia y la reservamos.

Batimos los yogures hasta que nos quede una crema fina, seguidamente añadimos la mezcla de la leche y la gelatina pasándola por un colador de malla fina. Lo mezclamos muy bien para que quede una mezcla homogénea, lo vertemos en el molde encima del bizcocho y lo ponemos en la nevera para que la gelatina cuaje, estará unas tres horas aproximadamente o hasta que ve que la gelatina esté bien cuajada.

Cuando la capa de yogur esté cuajada preparamos la cobertura de fresas. Limpiamos las fresas, trituramos con la turmix unos 100g y el resto las cortamos a torsos no demasiado pequeños.

Ponemos en remojo en agua fría 3 hojas de gelatina unos cinco minutos y seguidamente las escurrimos y las deshacemos en el agua tibia. Añadimos esta mezcla al puré de fresas que debe estar bien fino, si es necesario pasarlo por un colador de malla fina.

Disponemos las fresas a trozos por encima de la capa de yogur y vertemos por encima el puré de fresas con gelatina. Lo guardamos en la nevera hasta que la gelatina haya cuajado, unas tres horas como mínimo.


Una vez haya cuajado la gelatina de la cobertura ya tendremos nuestro pastel de fresas a punto, sólo tendremos que desenmoldarlo  y ponerlo en una bandeja mona para dejar a todos con la boca abierta, nadie se creerá que es light!

¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!




Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!