Flores de calabacín rellenas y carpaccio de calabacín, receta provenzal


Flores de calabacín rellenas y carpaccio de calabacín


Os presento  un plato que me he traído de mi viaje  a las rutas de la lavanda, en la Provenza francesa, y que tiene  todo el encanto de esa tierra. Es una receta provenzal tradicional por el empleo de hiervas aromáticas y de las  flores de calabacin rellenas, aunque  reinterpretada para hacerla más ligera y moderna pues las flores están  cocidas  al vapor en lugar de rebozadas y fritas y utilizamos los maravillosos calabacines mini, los "badocs", para  hacerles a las flores un delicado lecho de carpaccio, aderezado con escamas de sal y de queso parmesano.

Parece muy complicado pero es realmente  sencilla esta receta, practicamente no requiere  cocción con lo que podemos apreciar todo el sabor y las texturas de este producto de autentico lujo,  los "badocs" estos mini calabacines que aun conservan su flor. Tienen una  carne sin semillas y de una textura firme y suave, muy gustosa pues no contienen casi  agua, pero al mismo tiempo son tiernos y delicados. Si tienes la oportunidad no dudes en comprarlos y prepararlos de esta manera, ¡conseguirás en un momento un  plato digno de un restaurante de cinco tenedores!

Si estas por Girona puedes encontrarlos en la parada  de La Coromina del  mercado del LLeó, y además son ecológicos.



Flores de calabacín rellenas y carpaccio de calabacín, ingredientes:

12  minicalabacines con su flor. 
(Los míos de cultivo ecológico de la parada de La Coromina, en el mercado del  LLeó de Girona)
2 cucharadas de queso crema 
sal en escamas, queso parmesano en escamas
perejil, menta, cebollino y albahaca, una cucharada sopera de cada bien picados 
aceite de oliva virgen extra (AOVE)
pimienta de molinillo, unas gotas de zumo de limón




Flores de calabacín rellenas y carpaccio de calabacín, preparación:


Lavamos y picamos las hiervas aromáticas bien finas. Reservamos.

Lavamos con mucho cuidado los  mini calabacines con su flor, los secamos y separamos delicadamente la flor del  minicalabacin, dejando a la flor un poco de base para que se aguante de pie.

Seguidamente picamos la mitad  de los minicalabacines, la otra mitad la reservamos para  el carpacció.

Ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva en una sartén antiadherente y sofreimos  los calabacines picados, como no tienen nada de agua en seguida estarán, han  de quedar al dente.

Añadimos las  hiervas aromáticas picadas a la sartén y le damos unas vueltas para que se  mezclen bien  los aromas.




Añadimos el queso crema y mezclamos con las verduras y el perejil, le damos unas vueltas para que se mezcle bien, un par de minutos.

Ahora tenemos que rellenar  las flores de calabaza que teniamos reservadas. Las abrimos delicadamente e introducimos una cucharadita de la mezcla de la sartén, empujamos con los dedos la mezcla en el interior de la flor con cuidado de no romperla y cerramos los extremos de los pétalos enroscándolos ligeramente, tal y como estaba la flor antes de abrirla.

Vamos colocando  las  flores  rellenas en el  recipiente  superior de la vaporera. Si no tienes olla de cocer al vapor, thermomix o similar puedes usar el siguiente truco: coges una olla grande y le pones un poco de agua, que cubra  el fondo como tres dedos, colocas un colador de malla fina encima de forma que el fondo del  colador  no llegue a tocar el agua ni aun cuando hierva y borbotee, pones  en el interior del colador los alimentos que quieras cocinar al vapor, en este caso las flores de calabacín. Tapas todo con una tapadera que lo cubra y encaje lo mejor posible, aunque es difícil que en este caso encaje pero no pasa nada, funciona también.




Primero llevamos el agua a ebullición, seguidamente colocamos el recipiente con las flores de calabacín encima, lo tapamos y contamos 5 minutos,  en ese tiempo ya estarán a punto.

Mientras tanto preparamos el capacció de calabacín. Solo hay que hacer tiras bien  finas con un pelador,o también puedes hacerlo con una mandolina o un robot.  

Luego hacemos un lecho  en los platos extendiendo  las tiras de calabacín, deben cubrir el fondo del plato pero sin sobreponerse. Las  aliñamos con  unas  escamas de sal, unas escamas de queso parmesano, un poco de pimienta negra de molinillo, unas gotas de zumo limón y unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Solo nos queda  colocar  las flores  encima del carpaccio de calabacín de forma decorativa, regarlas con unas gotas  de aceite de oliva y espolvorear por encima un poco de la mezcla de hiervas aromáticas picadas.  En un momentito un plato deslumbrantre!

También te recomiendo este  plato más clásico y también muy fácil y rico Flores de calabacín rellenas de queso de cabra y cebolla confitada

Puedes ver la  receta aquí




O también  estos Bastoncitos aromáticos de calabacín 


Puedes ver la receta aquí.



¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!