Coca rellena de crema extra rápida y deliciosa (con truco)




Coca rellena de crema extra rápida y deliciosa (con truco)


¿Que te parece esta  coca rellena de crema? ¿No se te  hace la boca  agua? Pues la puedes tener lista en menos de media hora, imagina la cara de  tus amigos y familiares si te presentas con esta coca hecha por ti  ^-^  ¡quedarás como una  experta repostera! Esta  es una de esas recetas para lucirte con cero esfuerzo, una maravilla. El truco de la crema me lo explico mi amiga Montse y desde entonces lo he usado ya un montón de veces.

Pero además del impresionante aspecto de esta coca lo mejor es que está realmente buena. El hojaldre crujiente cubierto de una dulce capa de azúcar caramelizado y almendras tostaditas es de lo mejor, y con su relleno de crema queda ideal de la muerte, Tendrás que contenerte para no acabar con toda la coca! 

¿Quieres saber como consigo esta estupenda crema en un pis pas?  ¿Y como lo consigo para que las almendras queden maravillosamente tostadas pero no se quemen ni pizca? Pues tendrás que seguir leyendo! jejejeje No te pierdas  esta receta porque es  lo más.




Coca rellena de crema extra rápida y deliciosa, ingredientes:

1 lámina de hojaldre comprado 
1 natillas (compradas o caseras)
100 gr de almendras fileteadas o en bastoncitos
azúcar, 1 huevo batido





Coca rellena de crema extra rápida y deliciosa, preparación:


Precalentamos el horno a 180º

Desenrollamos la lámina de pasta de hojaldre y la partimos justo por la mitad. Una mitad será laparte de abajo y la otra la de arriba.  Si queremos hacer una coca más grande podemos doblar los ingredientes y usar dos láminas, una abajo y otra arriba.






Vertemos las natillas sobre la lámina de hojaldre de debajo y las esparcimos por toda la superficie. 






Esparcimos la crema pero sin llegar a los bordes, dejaremos un centímetro para sellar la coca. 





Tapamos con la otra mitad de la lámina de hojaldre (o con otra lámina si queremos una coca el doble de grande).  Con cuidado de que nos quede una capa justo encima de la otra, para poder sellar bien y que nos quede bonita.




Seguidamente cerraremos los 4 lados de la coca, podemos hacerlo pellizcando ligeramente la pasta para sellar las dos láminas o haciendo marcas con un tenedor como en la imagen inferior. Lo importante es que quede bien sellada la coca para que no se nos salga el relleno.





Al cocerse la pasta el interior se hinchará con el vapor que se produzca, y si no tiene por donde escapar levantará la capa superior de la coca, formando "globos" y protuberancias nada bonitas, incluso puede romper la capa superior.





Para evitar que se nos deforme la coca la pinchamos con un tenedor toda la parte superior, creando así agujeritos por los que saldrá el vapor y consiguiendo que la coca no quede deformada al cocerse.






El siguiente paso es pintar toda la coca con huevo batido.  Esto lo hacemos para conseguir que nos quede bien brillante y bonita, además el huevo fijará las almendras y el azúcar y conseguiremos una deliciosa capa crujiente y dulce.





Los palitos de almendra que usamos estan crudos y como tostados tienen más sabor y aroma ya nos va bien que se tuesten en el horno, pero si se queman amargarán y nos estropearán toda la receta.  

Para conseguir que no se quemen y queden perfectamente tostados lo que hacemos es mojarlos con agua, los ponemos en un escurridor y los empapamos con agua, así el calor del horno primero tendrá que secarlos antes de tostarlos y el hojaldre tendrá tiempo de cocerse sin que la almendra se nos queme. 

Un buen truco que me enseño Angelina en mi visita al Lactium, en la Fira del Ram de Vic, donde fui invitada a una jornada muy interesante junto con otros bloggers.





Repartimos las almendras mojadas por toda la superficie de la coca pintada con huevo y por encima esparcimos bastante azúcar blanquilla, el azúcar normal. No tengas miedo de poner demasiado, ¡nunca es demasiado!  




Ya tenemos la coca lista para hornear, la introducimos en el horno previamente precalentado y la dejamos hasta que esté bien tostada y crujiente. 




Calcula una media hora o 45 minutos, ya sabes que dependerá de tu horno pero vigila, si se quema amarga y no está buena, en cuanto la veas dorada ya estará a punto.

Ya has visto que es muy fácil de hacer, en un periquete la tienes a punto, y queda de lujo así que anímate a hacersela a los tuyos, ¡verás como te quieren!

Más recetas dulces extrarápidas y deliciosas


El pastel de frutas con crema más fácil del mundo





Coca de chocolate con hojaldre




¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!