miércoles, 4 de mayo de 2016

Patatas al horno para guarnición



Patatas al horno para guarnición



Esta receta de patatas al horno para guarniciones es estupenda.  Se hace en un periquete, no da nada de trabajo y queda muy, pero que muy rica.  Te recomiendo tomarla como guarnición de carnes, pescados, aves, para acompañar verduras o unos huevos fritos o poché. Cnseguirás tener un plato completo y sabrosísimo. 

En la preparacón de la receta te explico que yo uso para estas patatas un poco de grasa de pato, se puede comprar en tiendas delicatessen, yo la compro en Francia donde la venden en todas las grandes superficies a buen precio. Una manera muy sencilla de conseguirla consiste en guardar la grasa que recubre los muslos de pato cuando compres confit. O también puedes recoger y guardar la grasa que queda en la sartén cuando haces un magret de pato.  Si la guardas en un recipiente hermético en la nevera, un tarro de vidrio por ejemplo, te puede durar semanas.  

Si no encuentras grasa de pato también puedes usar manteca de cerdo, la venden en todas las carnicerias y grandes superficies en pequeños recipientes que te duran muchísimo en la nevera.

Además de aportar sabor la grasa de pato consigue una textura maravillosa en las patatas. quedan muy crujientes por fuera pero tiernas y jugosas por dentro, se nota bastante la diferencia, si lo pruebas te aseguro que siempre tendrás grasa de pato o manteca de cerdo en la nevera a partir de ahora.






Patatas al horno para guarnición, ingredientes:


600 gr de patatas
sal y pimienta de molinillo
un manojo de tomillo fresco (1 cucharada de hojas secas)
1 cucharada de grasa de pato o de manteca de cerdo



Patatas al horno para guarnición, preparación:


Limpiamos y pelamos las patatas y las cortamos en dados gruesos. intentando que tengan un tamaño parecido para que se cocinen por igual.

Colocamos las patatas en un bol y las aliñamos con sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.  





Añadimos también tomillo, en mi caso seco, pero puede ser tomillo fresco si lo tienes.  Ponemos una ramita, como una cucharada de hojas aproximadamente.  






Mezclamos muy bien las patatas en el bol para que todos los dados de patata queden impregnados del aliño. 





Repartimos las patatas en una bandeja de horno intentando que no se monten unas sobre otras y repartimos la cucharada de grasa por la bandeja, en mi caso es grasa de pato, pero se puede usar también manteca de cerdo. No dejes de añadir esta grasa de origen animal, le da a las patatas una textura extra crujiente por fuera y al mismo tiempo muy tiernas y jugosas por dentro.  ¡Vale la pena!






Asamos las patatas en el horno precalentado a 180º durante unos 40 minutos o hasta que esten tiernas por dentro.  Puedes comprobarlo pinchando con un palillo.






Una receta muy rápida, sencilla, barata y que queda espectacular de buena, tanto con carne como con pescado, y sobre todo con aves.  De esas recetas que se convierten en clásicos en cuanto se prueban.


¿Mas recetas on patatas?


12 recetas con patatas que no te puedes perder



Espero que te hayan gustado  estas recetas y  que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las  redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!