lunes, 23 de mayo de 2016

Rollitos vietnamitas de verano (Goi Coun) con salsa Nuoc Cham



Rollitos vietnamitas de verano (Goi Coun)


Estos rollitos de ensalada vietnamitas són estupendos, se pueden tomar con gambas, con langostinos, con carne de cerdo o solo con verduras, de todas formas son deliciosos.  Y la salsa Nuoc Cham también queda muy rica y no cuesta nada de hacer. En casa esta receta la disfrutan todos muchísimo, seguro que en tu casa tambien triunfas con estos rollitos tan vistosos.

Parecen complicados de hacer pero no lo son en absoluto, las obleas de arroz son estupendas. Se humedecen en agua, se rellenan y se enrollan muy bien, como la pasta es enganchosa quedan muy cerrados y se mantienen perfectos, en cuanto hayas hecho un par verás como te salen como churros.

Ahora se puede encontrar en las grandes superficies todos los ingredientes que necesitas para estos rollitos vietnamitas de verano con ensalada: las obleas, la salsa de pescado, las guindillas frescas... aunque si no encuentras estos ingredientes no te preocupes, te doy ideas para que los sustituyas por otros más cotidianos sin problemas.  Atrevete a preparar estos ricos y frescos rollitos vietnamitas, verás como te soprenden.




Rollitos vietnamitas de verano (Goi Coun), ingredientes:

Colas de langostinos cocidos y pelados
lechuga, pimiento rojo
cebolleta, col lombarda
zanahoria, rabanitos, menta
pimientos verdes picantes, tipo guindilla 
obleas de arroz y agua

Se pueden variar los ingredientes al gusto de cada cual, es importante inentar tener variedad de colorido. Los ingredientes que no pueden faltar son la lechuga y la menta y si gusta también se puede añadir cilantro.





Rollitos vietnamitas de verano (Goi Coun), preparación:


Es muy sencillo preparar estos rollitos de verano, solo hay que tener todas las verduras excepto la lechuga limpias y cortadas en bastoncitos.  Las hojas de lechuga les cortamos por la mitad desechando el nervio central. 

Tenemos preparado un bol de agua para ir sumergiendo en él las obleas de arroz a medida que las vamos necesitando, se sumergen unos segundos en agua y despues se colocan sobre un trpo limpio. 





En el centro de la oblea colocamos un rozo de leguga y sobre el repartimos un poco de verduras en bastoncitos, alternando colores, no olviemos unas hojas de menta que le dan el toque característico. Es importante no rellenar demasiado la oblea porque luego se puede romper o no cerrarse bien.





Una vez hemos colocado las verduras colocamos encima media cola de langostino. Habremos cortado en dos a lo largo previamente todas las colas de langostinos cocidas. 






Ahora es el momento de empezar a doblarlas obleas para formar los rollitos, no es difícil pero puede que los primeros no te queden muy bonitos... No te preocupes, enseguida cogeras el truco y te quedarán perfectos.

Para empezar doblamos los dos extremos hacia el centro por encima del relleno, como se ve en la foto de debajo.





El segundo movimiento es levantar el extremo de debajo, por encima del relleno y de los dos lados que hemos doblado en el paso anterior y seguir enrollando toda la oblea a partir de aquí. Una vez están los rollitos acabados los vamos colocando sobre un paño.

Repetimos con el resto de obleas hasta acabar con todos los ingredientes.





Se pueden tomar los rollitos así enteros o, aún mejor, partirlos por la mitad para que sean de tamaño bocado, además al partirlos por la mitad vemos todo el colorido del interior y quedan muy vistosos.
Es un picoteo entre amigos o un entrante muy espectacular. 

No cuesta nada de hacer, no resulta nada caro y el resultado es fantastico, te lo recomiendo totalmente.  Y no te pierdas la salsa Nuoc Cham para mojar los rollitos en ella,  ¡queda riquísimo!


Salsa Nuoc Cham, ingredientes:

3 cucharadas soperas de lima
2 cucharadas soeras de azúcar
150 ml de agua
2.5 cucharadas de salsa de pescado
1 guindilla roja fresca picada (yo del tipo eye bird) 





Salsa Nuoc Cham, preparación:


Solo hay que mezclar todos los ingredientes, probamos y si creemos que hay que ajustar algún matiz añadimos el ingrediente que creamos que falta.  Esta es una salsa con los 4 sabores básicos: salado de la salsa de pescado, dulce del azúcar, ácido del zumo de lima y picante de la guindilla.  Todos los sabores deben estar equilibrados pero se puede ajustar al gusto de cada cual.

Si no tenemos salsa de pescado podemos substituirla por media anchoa machacada y desleida en agua.  La guindilla fresca se puede sustituir por guindilla seca si no podemos conseguirla fresca.   

Esta salsa es muy popular en asia y sirve para aliñar ensaladas, rollitos de todo tipo y trocitos de carne o pescado rebozados y fritos.  Vale la pena hacerla, no cuesta nada y queda muy rica.


¿Más recetas orientales?  ¡Estas son geniales!


Wok de verduras y garbanzos



Verduras al wok con hierbas aromáticas



Puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!