Carpaccio de calabacín con gambas y boquerones



Carpaccio de calabacín con gambas y boquerones 



Este carpaccio de calabacín es fresco y crujiente, un carpaccio la mar de ligero y saludable que me encanta, queda muy rico y se come sin ganas, ¡ideal para este  calor!

En verano  solo apetecen platos fresquitos como este carpaccio de calabacín ¿no lo has probado nunca? Es bien fàcil de hacer, solo necesitas unos calabacines bien frescos, firmes, prietos y crujientes y una mandolina o pelador.  Admite mil combinaciones pero esta  que te presento hoy me parece especialmente rica y fresquita, con su menta y ese toque avinagrado de los boquerones, te invito a probarla y ya verás como a ti también te convence *-* 

Resulta un plato ideal para  estos días de más calor, es ligero, digestivo, rico, sabroso, muy  sano y, sobretodo, ¡fresquito!  Y ademas lo preparas en un periquete sin necesidad de encender el horno, ideal, ¿no?



Carpaccio de calabacín con gambas y boquerones, ingredientes:

3 o 4 calabacines bien frescos y firmes, cuanto  más pequeños mejor
24 colas de gamba pelada y cocida o a la plancha
12 boquerones en vinagre y un poco de su aceite de conserva para aliñar
1 rulo de queso de cabra pequeño
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
sal en escamas y pimienta negra molida
un puñado  de hojas  de menta picadas, guardar un par para  decorar
un chorrito de zumo de limón y un poco de su corteza rallada, como una punta de chucharadita




Carpaccio de calabacín con gambas y boquerones, preparación:


Limpiamos los calabacines bajo el grifo y les cortamos los  extremos, seguidamente los laminamos todos con la ayuda de un mandolina o, si no tenemos mandolina, con un pelador.  La mandolina  es uno  de esos cacharros de cocina  que os recomiendo absolutamente, es muy útil y cuando la tienes no dejas de usarla, da un acabado muy profesional ahorra un montón de trabajo y tiempo en la cocina, además se limpia fácilmente y no es un instrumento muy caro... Lo dicho, ¡la recomiendo totalmente! *-* 

Una vez los calabacines limpios y fileteados colocamos las làminas  del carpaccio en el fondo del plato en un sola capa, sin que se sobrepongan unas a otras y de manera que quede bonito. Un buen truco consiste en empezar por el borde  del plato e ir rellenando círculos interiores hasta llegar al centro, como si preparásemos una tarta de manzana. 

Preparamos el aliño mezclando 3 cucharadas soperas de aceite de oliva con 1 cucharada de zumo de limón, la menta picada y la ralladura de la piel de limón. Si el aceite puede ser el de conservar los boquerones mucho mejor mejor.  Repartimos el aliño por encima de los platos de carpaccio de calabacín.

Desmigamos el queso de cabra y también lo repartimos por encima de los platos de carpaccio, igual que las colas de gamba cocidas o a la plancha y los filetes de boquerones en vinagre cortados en trocitos.

Espolvoreamos por encima un poco más de menta picada, decoramos los platos con unas hojitas de menta y listo, ya podemos disfrutar de este delicioso carpaccio o bien guardarlo en la nevera para que se enfríe y tomarlo un rato  después.


¿Más recetas fresquitas de verano?





 Como preparar un gazpacho suave


 

Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!