Patatas asadas con romero y copos de ñora





Patatas asadas con romero y copos de ñora


Una receta genial porque no tienen ninguna complicción, son muy fáciles de hacer y gustan a todos. Ideales para salirnos de las clásicas bravas, estas patatas asadas són ideales para tomar de aperitivo mojadas en una salsa marinara o una salsa de yogur con limón,  perfectas para un día de partido delante de la tele o una reunión informal con amigos,  ¡éxito seguro!

Pués si, otra receta de patatas asadas, me estoy dando cuenta de que teno un montón de ellas, ¡Es que me encantan!  Y en casa también gustan a todos así que las preparo muy a menudo de muchas formas diferentes y está es una de las más aplaudidas,  espero que a ti también te gusten tanto como a nosotros :-) 



Patatas asadas con romero y copos de ñora, ingredientes:

1 kilo de  patatas pequeñitas, las mías  son ecológicas de La Coromina
unas  ramitas de  romero fresco y 1 ajo prensado o picado bien fino
sal en escamas y pimienta negra molida
copos de ñora o, en su defecto, pimentón rojo molido
aceite de oliva virgen extra



Patatas asadas con romero y copos de ñora, preparación:


Lo primero que tenemos que hacer es lavar las patatas con piel bajo el grifo frotandolas muy bien.  Yo tengo un estopajo que uso solo para este menester como te he explicado en otras ocasiones, como preparo muy a menudo patatas con piel me resulta muy práctico.




Una vez tenemos las patatas bien limpias las ponemos a cocer en abundante agua salada. Mira que bonito color tienen estas patatas, me encantan las verduras de La Coromina, tienen parada en el exterior del Mercat del Lleó, si estás por aquí tienes que ir, te va a encantar, el sabor que tienen todas sus verduras es incomparable.  

Si tienes curiosidad por saber de donde salen estas verduras puedes ver un post que escribí despues de hacer una viita a la explotación, es muy chulo, lo encuentras aquí: La Coromina, verdura ecológica.




Cuando ya tenemos las patatas cocidas las escurrimos y las reventamos apretando con el dorso de una cuchara, de manera que la piel reviente y se abra pero queden aún enteras.  Así perderán mucho vapor y se secarán quedando bien crujientes por fuera, también sire para que el interior absorva los condimentos quedando bien sabroso.





Así es como te deben quedar las patatas, ligeramente aplastadas pero de una pieza.




Pasamos las patatas a una fuente de asar y esparcimos por encima los condimentos, en este caso he usado ajo prensado, copos de ñora, sal en escamas y pimienta negra y unas ramitas de tomillo fresco.

Regamos generosamente con aceite de oliva virgen extra y asamos las patatas en el horno precalentado a 200º durante unos 15 minutos o hasta que estén bien crujientes y doradas.

Lo que vamos a conseguir con el horneado es que se forme una capa muy crujiente en el exterior de las patatas asadas, y al mismo tiempo que los condimentos impregnen la piel y la carne quedando bien sabrosas.  En el interior la carne de las patatas se conservará muy tierna al haberlas hervido, pero con mucho sabor, esta manera de preparar las patatas es alucinante, a lo verás.

Puedes preparar una salsa de tomate casera y tomar las patatas mojándolas en esta salsa, de esta manera es un plato perfecto para tomar mirando la tele un día de partido o en una reunión informal con amigos.  O también puedes usar estas patatas como guarnición de cualquier plato de carne o pescado, de cualquier manera están deliciosas y son ideales en cualquier momento del día.

¿Mas recetas con patatas?


Patatas al horno para guarnición





Patatas al horno con ajo y pimentón





¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!