Sardinas en escabeche



Sardinas en escabeche


Un plato clásico de pescado, que gusta a todo el mundo y nunca pasa de moda, con las sardinas en escabeche siempre triunfas. 

A mi me recuerdan siempre a mi abuela, las cocinaba muy a menudo y no nos dejaba ni probarlas hasta que hubiesen pasado unos días, pero mis hermanos y yo siempre nos las arreglabamos para probarlas, pareciamos gatos rondando por la cocina atraidos por el delicioso olor del escabeche. Recuerdo perfectamente que una vez ya estaban bastante frías las pasaba a una bandeja honda y las dejaba en la gran mesa de madera para que se acabasen de enfríar totalmente antes de taparlas con un plato llano y dejarlas en la despensa, y nosotros venga a disimular alrededor del plato.  Aunque lo mas emocionante era cuando estaban en la despensa, levantando el plato y metiendo la manita a ver que pescaba jejejeje  ¡Como debía dejar la cocina!

Bueno, pues ya no te doy la lata más con mis recuerdos de niñez, atréveta a preparar este platazo porque es muy sencillo, y prepara un montón de pan para mojar ;-)  




Sardinas en escabeche, ingredientes:

1 kilo de  sardinas
Harina para enharinar
1 cebolla grande 
10 granos de pimienta negra enteros 
4 hojas de laurel 
1 cabeza de ajos sin pelar 
1 cucharada de pimentón dulce o picante, el que más te guste 
200 ml de vino blanco 
200 ml de aceite de oliva virgen extra 
100 ml de vinagre de vino


Sardinas en escabeche, preparación:


Enharinamos y freímos en el aceite de oliva virgen extra las sardinas limpias sin  tripa ni cabeza. Reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla, seguidamente la sofreímos en el aceite de oliva en el que hemos frito las sardinas junto con todos los ajos sin pelar, hasta que la cebolla esté dorada. 

Añadimos el resto de ingredientes: los granos de pimienta, las hojas de laurel, el pimentón, el vino blanco, el vinagre y las sardinas fritas. Dejamos que se cueza todo junto unos 10 minutos más a fuego lento.

Seguidamente apartamos la sartén del fuego, rociamos con unas gotas más de vinagre y dejamos que se enfríe completamente. Una vez frío lo guardamos en un recipiente hermético vigilando que el pescado quede totalmente cubierto por el escabeche.

Este plato está mejor cuantos más días pasen, mi abuela decía que el escabeche "debe coger polvo" y tenía toda la razón, de hecho el escabeche es una forma de conserva así que no te preocupes aunque pasen tres o cuatro días sin consumir. ¡Ya verás qué delicia! 


IDEA: Puedes usar las sardinas en escabeche para hacer bocadillos, empanadas, pasta o hasta para añadirlas a una ensalada. 


¿Más ideas para cocinar pescado azúl?


Sardinas al horno con limón y orégano



Empanada de sardinas



¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!