Cestitas crujientes con revuelto de espárragos, ajos y gambas



Cestitas crujientes con revuelto de espárragos, ajos y gambas



Otra receta de espárragos trigueros, hay que aprovechar la temporada. Esta vez el clásico revuelto de espárragos trigueros con ajos tiernos y gambas , pero presentado de una manera diferente, ideal como entrante para una cena, ¡quedarás la mar de bien!

Estas combinaciones clásicas la verdad es que están tremendas, si han llegado a ser un clásico por algo será. Los ajos tiernos con espárragos y gambas son una delicia, y presentados así aún gustarán más ¿te animas a preparar estas cestitas?





Cestitas crujientes con revuelto de espárragos, ajos y gambas ingredientes:


un manojo de espárragos 
un manojo de ajos tiernos 
150 gr de colas de gambitas peladas (congeladas, a no ser te haya tocado la lotería... ¡entonces frescas!) 
6 huevos 
6 hojas de pasta filo 
aceite para pintar la pasta filo y un chorrito para hacer el revuelto 
sal y pimienta al gusto






Pelamos, lavamos y cortamos en trozos los ajos tiernos y los espárragos silvestres. Lo reservamos con las gambitas ya descongeladas. 

Pintamos con aceite las cazoletas que usaremos de molde para hacer las cestas. 

Extendemos en la superficie de trabajo las láminas de pasta filo y las pintamos con aceite de oliva, las doblamos por la mitad, pintamos con otra gota de aceite y doblamos otra vez por la mitad, forramos el molde formando un cestillo. Repetimos con las seis láminas.






Podemos atar los cestillos con un cordel para que no se deformen. 

Los ponemos en el horno precalentado a 200 º durante diez minutos, o hasta que estén dorados, vigila que no se quemen. 

Mientras vamos por el revuelto, ponemos una gota de aceite en una sartén antiadherente, damos unas cuantas vueltas a los espárragos y los ajos tiernos a fuego fuerte, cuatro o cinco minutos y enseguida bajamos el fuego y echamos los huevos batidos ligeramente, vamos removiendo medio minuto y lo retiramos del fuego, con el calor residual se terminará de hacer.





Una vez estén doradas las cestitas las sacamos del horno y las rellenamos con el revuelto de espárragos, ajos tiernos y gambitas. 

Podemos servir dos cestitas rellenas en cada plato, si se quiere acompañadas de un poco de ensalada para tener una cena completa, buenísima y bien primaveral. ¡Seguro que te gusta!


Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!