Púding de acelgas con tomate y parmesano


Púding de acelgas con tomate y parmesano

Esta receta también es de un libro que adoro absolutamente, se llama "Las verduras de muchas maneras" de Karin Leiz. No sólo tiene muchísimas recetas originales y diferentes, para que nunca te aburras de comer verduras, si no que además te da consejos sobre cómo y cuándo comprar las verduras, como conservarlas, limpiarlas, prepararlas. .. Es uno de mis libros favoritos, y me gusta porque no tiene ninguna fotografía pero tiene unos dibujos de verduras preciosos. ¡Te lo recomiendo muchísimo!

Este receta de acelgas me pareció que sería ideal para mi hijo, al que no gustan nada las acelgas pero, como todos los niños, adora la salsa de tomate casera. Ha sido un éxito, le ha encantado y al resto de la familia también, ¡no hace falta decirlo!

Además para mí es muy práctico ya que si sobra un trozo me puedo llevar en el tupper para comer otro día en el trabajo. Un gran plato, seguro que te encantará, y más si utilizas acelgas de cultivo ecológico como las que yo uso, de La Coromina. Puedes pedir que te lleven a casa la cesta ecológica eligiendo en su pagina web las frutas y verduras que quieras, o también los encuentra sen su puesto del mercado del León, Aurora te atenderá y aconsejará con mucho gusto.



Púding de acelgas con tomate y parmesano, ingredientes:

800 gr de acelgas 
100 gr de queso parmesano 
500 ml de leche 
500 ml de salsa de tomate casera
4 huevos 
12 rebanadas de pan de molde sin corteza 
2 cucharadas de mantequilla 
sal y pimienta negra



Púding de acelgas con tomate y parmesano, preparación:


Precalentamos el horno a 180 º. 

Limpiamos, escurrimos y cortamos en tiras las acelgas. Las cocemos al vapor durante 5 minutos. 

Mientras remojamos en la leche los cortes de pan, cuando estén bien remojados los trituramos con la batidora. Añadimos el pan rallado, dos cucharadas de salsa de tomate, una cucharada de mantequilla derretida, los cuatro huevos batidos y las acelgas cocidas al vapor. Salpimentar al gusto. 

Engrasamos el molde con mantequilla y echamos la mezcla, lo cocemos en el horno durante 40 minutos, ya sabéis, que al pinchar el puding con un palito éste salga limpio. 

Sólo queda desmoldar el puding en una fuente de servir acompañado con la salsa de tomate casera. Fácil, ¿verdad? 

No dejes de hacer esta receta, te encantará y además es de aquellas tan prácticas que se pueden hacer con antelación y luego son tan buenas para comer frías como calientes.

Si buscas más recetas de acelgas no te pierdas estas acelgas de colores con beicón y parmesano, deliciosas!