Cheese cake de mango - vainilla




Cheese cake de mango - vainilla


Este pastel tan fresco es una delicia! Se parece mucho al pastel de mousse melocotón que hice para el cumpleaños de mi hijo, resulta igualmente fresco y ligero. En este caso lo he hecho de vainilla muy suave porque para la cobertura he usado un increíble mango de avión y sería una pena no disfrutar plenamente de todo su sabor y aroma, tan deliciosos.

Realmente la diferencia entre los mangos de avión y los de barco es tremenda. Entre otras características de esta delicada fruta explicaban que evidentemente el gusto y aroma de los mangos de avión, que han madurado en el árbol de forma natural, no tiene nada que ver con el que pueda tener un fruto que ha sido recolectado aún muy verde y viajado en barco. 

Cada vez es más común encontrar en las fruterías mango de avión, lo especifican así, si lo veis no dudéis en comprarlo, la textura tan jugosa, su dulzura y su sabor tan bueno os enamorarán, al igual que este pastel, delicioso y facilísimo de hacer. 






Cheese cake de mango - vainilla, ingredientes:


Para la base 
50 gr de mantequilla y  150 gr de galletas digestive 
Para el relleno 
4 hojas de gelatina, 50ml de leche 
1 tapón de aroma de vainilla líquido 
50 gr de azúcar glas, 100gr de yogur griego  
250 gr de queso crema tipo Philadelphia 
Para la gelatina de mango 
1 mango de avión, 3 hojas de gelatina 
50 ml de agua



Cheese cake de mango - vainilla, preparación:


Triturar las galletas hasta que queden bien finas, como harina. Si no tenemos picadora las podemos poner dentro de una bolsa de plástico y darle golpes hasta que queden bien picadas. Una vez bien picadas las mezclamos con la mantequilla fundida y lo mezclamos bien, hasta que quede como arena mojada. 

Preparamos un molde desenmoldable engrasándolo, ponemos la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo y lo aplanamos bien con el reverso de una cuchara. Ponemos el molde en la nevera para que quede la base bien endurecida, al menos durante media hora. 

Ahora preparamos la capa de queso. Calentamos la leche sin que llegue a hervir, añadimos el azúcar y el aroma de vainilla y lo mezclamos hasta que quede bien disuelto. 

Ponemos las 4 hojas de gelatina a hidratar en agua fría unos 5 minutos, después las incorporamos a la leche caliente pero no demasiado, removemos bien para que quede la gelatina bien disuelta.

Incorporamos también el queso crema y el yogur y lo mezclamos todo muy bien con unas varillas. Lo dejamos enfriar un poco y vertemos la mezcla sobre la base de galletas, introducimos el pastel en la nevera para que la gelatina quede cuajada. Un par de horitas. 

Sólo nos queda la capa de gelatina de mango. Hidratamos las 3 hojas de gelatina en agua fría unos 5 minutos, mientras calentamos un poco el agua en un bote y pelamos y trituramos el mango bien fino, que no queden hilos que luego sería desagradable encontrárselos en el pastel, si es necesario puedes colarlo. 

Añadimos las hojas de gelatina bien hidratadas al agua caliente, pero sin que haya arrancado el hervor, y lo mezclamos muy bien para que la gelatina se deshaga y se disuelva bien en el agua. 

Añadimos el puré de mango y lo mezclamos hasta integrarlo totalmente, que quede una mezcla homogénea. Lo vertemos encima de la capa de gelatina de queso y lo guardamos en la nevera hasta que cuaje, una hora más o menos. 

Cuando la gelatina de mango haya cuajado ya lo tendremos listo. Se puede decorar con unas frutas rojas por encima, unos trozos bonitos de mango, unas hojas de menta... Lo que más os guste, o sin nada, la capa brillante de gelatina ya es bastante bonita y el sabor de esta gelatina de mango de avión ¡insuperable!

Os gustan los pasteles frescos y afrutados? Probad este bizcocho de yogurt con limón y semillas de amapola, con la típica receta del bizcocho de yogur, más fácil no puede ser y tampoco más bueno y refrescante! O este delicioso bundt de moras y limón, fresco y afrutado, realmente bueno!





Cheese cake de mango - vainilla


Aquest pastís tan fresc és una delícia! S'assembla molt al pastís de mousse préssec que vaig fer per l'aniversari del meu fill, resulta igualment fresc i lleuger. En aquest cas l'he fet de vainilla molt suau perquè per a la cobertura he fet servir un increïble mango d'avió i seria una pena no gaudir plenament de tot el seu gust i aroma, tan deliciosos! 

Realment la diferència entre els mangos d'avió i els de vaixell es tremenda. Entre altres característiques d'aquesta delicada fruita explicaven que evidentment el gust i aroma dels mangos d'avió, que han madurat a l'arbre de manera natural, no té res a veure amb el que pugui tenir un fruit que ha estat recol·lectat encara molt verd i viatjat en vaixell .

Cada cop és mes comú trobar a les fruiteries mango d'avió, ho especifiquen així, si en veieu no dubteu a comprar-lo, la textura tan sucosa, la seva dolçor i el seu gust tan bo us enamoraran, igual que aquest pastís, deliciós i facilíssim de fer.


INGREDIENTS 

Per a la base
50 gr de mantega
150 gr de galetes digestive
Per al farcit
4 fulles de gelatina, 50ml de llet
1 tap d'aroma de vainilla líquid
50 gr de sucre glas, 100gr de iogurt grec 
250 gr de formatge crema tipus Philadelphia
Per a la gelatina de mango 
1 mango d’avió
3 fulles de gelatina i 50 ml d’aigua


RECEPTA

Triturem les galetes fins que quedin ben fines, com farina. Si no tenim picadora les podem posar a dintre d'una bossa de plàstic i donar-li cops fins que quedin ben picades. Un cop ben picades les barregem amb la mantega fosa i ho barregem be, fins que quedi com sorra molla.

Preparem un motllo desenmotllable greixant-lo, posem la barreja de galetes i mantega al fons i ho aplanem bé amb el revers d'una cullera. Posem el motllo a la nevera per tal que quedi la base ben endurida, al menys durant mitja hora.

Ara preparem la capa de formatge. Escalfem la llet sense que arribi a bullir, afegim el sucre i l'aroma de vainilla i ho remenem fins que quedi ben dissolt.

Posem les 4 fulles de gelatina a hidratar en aigua freda uns 5 minuts, després les incorporem a la llet calenta però no massa, remenem bé per tal que quedi la gelatina ben dissolta. Incorporem també el formatge crema i el iogurt i ho barregem tot molt bé amb unes barilles. Ho deixem refredar una mica i aboquem la barreja a sobre de la base de galetes, introduïm el pastís a la nevera per tal que la gelatina quedi quallada. Un parell d'horetes.

Només ens queda la capa de gelatina de mango. Hidratem les 3 fulles de gelatina en aigua freda uns 5 minuts, mentrestant escalfem una mica l’aigua en un pot i pelem i triturem el mango ben fi, que no quedin fils que després seria desagradable trobar-se’ls al pastís, si cal podeu colar-ho. Afegim les fulles de gelatina ben hidratades a l’aigua calenta, però sense que hagi arrencat el bull, i ho barregem molt bé per tal que la gelatina es desfaci i es dissolgui bé a l’aigua. Afegim el puré de mango i ho barregem fins integrar-ho totalment, que quedi una barreja homogènia. Ho aboquem a sobre de la capa de gelatina de formatge i ho guardem a la nevera fins que qualli, una horeta més o menys.

Quan la gelatina de mango hagi quallat ja el tindrem a punt,. El podeu decorar amb unes fruites vermelles per sobre, uns talles macos de mango, unes fulles de menta... El que més us agradi, o sense res, la capa brillant de gelatina ja es prou maca i el gust d’aquesta gelatina de mango d’avió, insuperable!

Us agraden els pastissos frescos i afruitats? Proveu aquesta coca de iogurt amb llimona i llavors de rosella, amb la típica recepta de la coca de iogurt, més fàcil no pot ser i tampoc més bona i refrescant! O aquest deliciós bundt de mores i llimona, fresc i afruitat, realment bo!