Moussaka



Moussaka 


El gran clásico de la cocina griega!  Un poco como las berenjenas gratinadas a la parmesana però en versión griega y con carne. 

La moussaka es el plato más conocido de esta cocina tan rica y llena de contrastes y no es de extrañar, es un plato maravilloso! Yo soy una fan total de este plato, fue mi primer contacto con la cocina griega y el enamoramiento fue inmediato y absoluto! 

La textura melosa y el sabor tan dulce de las berenjenas contrasta con este sofrito de carne con tomate tan contundente para crear un plato que no puede ser más delicioso! Y el gratinado de huevos y yogur lo hacen muy ligero mucho más ligero y aromático que un gratinado de bechamel, mediterráneo en estado puro!




Moussaka , ingredientes:


2 berenjenas grandes en rodajas gruesas 

500 gr de carne picada (la original es de cordero pero yo he usado de cerdo y ternera) 
2 cebollas picadas 
2 ajos picados 
400 gr de tomate rallado (o de lata) 
2 cucharadas de perejil picado 
sal y pimienta 
2 huevos 
300 ml de yogur 
queso parmesano rallado



Moussaka, preparación:


Cortamos la berenjena en rodajas gruesas, las salamos y las dejamos sudar en un colador una media hora. Yo he usado unas berenjenas blancas de La Coromina súper dulces y nada amargas, con estas nos podemos saltar este paso. 

Limpiamos y picamos los ajos y las cebollas, los freímos con aceite de oliva virgen extra. Una vez estén dorados añadimos la carne picada y la removemos para que mezclarla con la cebolla y el ajo sofritos, la dejamos unos diez minutos, hasta que esté bien dorada. Seguidamente añadimos el tomate, el perejil, sal y pimienta negra recién molida, lo llevamos a ebullición y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que esté el tomate sofrito y brillante. 

Mientras ponemos las rodajas de berenjena que ya han sudado el amargor en un recipiente de vidrio con tapa apto para el microondas, lo rociamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y lo cocinamos 8 minutos a 800 Así quedan perfectas y gastamos muy poco aceite, al contrario que friéndolas, pero si lo prefieres se pueden freír por tandas y reservar. 

En una bandeja apta para el horno disponemos una capa con la mitad de las berenjenas cocidas, por encima repartimos la carne con el sofrito de tomate y el resto de las berenjenas en una tercera capa. 

Batimos los huevos en un bol, añadimos el yogur y lo salpimentamos, repartimos esta mezcla por encima de las berenjenas y por encima el queso parmesano rallado. 

Cocemos la moussaka en el horno precalentado a 180 º durante 45 minutos, o hasta que el gratinado esté dorado y perfumado. Se come caliente. Es ideal también para dejarla hecha con antelación y dejar la capa de yogur y huevos para el último minuto, aunque recalentada queda muy buena también, nos sobró un trocito que me llevé al trabajo en un tupper y estaba deliciosa!

Y si lo que deseas son recetas griegas no te pierdas estos calabacines rellenos de arroz, pasas y piñones o estos calabacines rellenos de queso feta y nueces, o la clásica i fresquísima ensalada griega ¡todas son tan deliciosas que no sabría cuál elegir!