Sardinas con tomate


Sardinas con tomate

Sardinas con tomate 



Con esta receta participo en El reto de tia Alia del mes de septiembre, para los que no lo conozcais es un encuentro de bloggers en el que la organizadora, este mes el blog "Con las zarpas en la masa", escoge una receta dulce y una salada de un antiguo recetario absolutamente encantador, el recetario de la tia Alia.  
Es un reto que me encanta porque con los mismos ingreidentes al final salen recetas totalmente diferentes, con la personalidad y el estilo de cada qual.  Además todas las recetas salen deliciosas, como estas sardinas en tomate, mas fáciles no pueden ser y el resultado de verdad que es sorprendente, ¡buenísimo!
En la pescaderia ya me dieron las sardinas limpias con lo cual la receta se hace en un plis plas, una receta estupenda,  facil, rápida y deliciosa.  Nosotros ese día nos las comimos así tal qual, con una buena barra de pan al lado y un poco de ensalada, pero con las que me sobraron hicé una receta que proximamente veréis y que nos encantó en casa, y se me ocurre que un bocadillo con estas sardinas en tomate tiene que estar de vicio vicioso!  Así que ya véis, ademas de barata, fácil, deliciosa y muy sana esta receta tiene muchas posibilidades!

Sardinas con tomate


Sardinas con tomate, ingredientes:


1/5 quilo de sardinas. limpias y sin espina
1/2 quilo de tomate rallado
1 cebolla grande
2 ajos
1 manojo de perejil
aceite de oliva virgen extra
sal i pimienta negra acabada de moler



Sardinas con tomate, preparación: 


Pelamos i picamos los ajos y la cebolla. ponemos unas tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén y el ajo picado, con el aceite frío, en cuanto empiece a oler suavemente a ajo, antes de que se doren, añadimos la cebolla picada y lo sofreimos hasta que esta empiece a coger color.

Añadimos el tomate rallado, el perejil picado, sal y pimienta al gusto, y lo dejamos que se sofría. En cuanto haya perdido el agua y esté brillante lo apartamos del fuego y lo reservamos.

 

Salamos las sardinas limpias.

En una fuente de horno ponemos una capa de la salsa de tomate, una capa de sardinas limpias, y otra de tomate, así hasta acabar con todas las sardinas, acabando con una capa de tomate.

Cocemos las sardinas al horno precalentado a 200º durante quince minutos, se hacen enseguida y no se ensucia nada de nada ni huele en absoluto.

Podemos comernos las sardinas calientes o bien frías. Se conservan bien varios días en la nevera cubiertas con la salsa de tomate y están ¡para chuparse los dedos! 

Si os gustan las sardinas ved también estas sardinas al horno con limón y oregano, estas sardinas marinadas al estilo de Joan Roca,  esta receta de caballa rellena con pasas y piñones o esta caballa en escabeche que si lo preferís se puede preparar exactamente igual con sardinas. Hay que comer más pescado azul, es sanísimo y muy barato, y bien preparado resulta delicioso y gusta hasta a los niños!
Sardinas con tomate