Paella de verduras


 Paella de verduras


Yo las paellas las comienzo en la vitrocerámica y las termino en el horno, ya que no tengo paellero ni barbacoa ni nada de eso, y mirad qué bien quedan así que ¡todo el mundo se puede animar a hacer paellas! Este es otro plato de aprovechamiento, de aquellos que haces por casualidad un día con lo que encuentras en la nevera y que va y te sale un plato genial. Además es una receta bastante ligera que estos días es lo que apetece más, pues eso, un plato de arroz con verduras que está delicioso y se hace en un plis plas, ¿te animas?



 Paella de verduras, ingredientes:


400g de arroz  
5 zanahorias pequeñas o 3 grandes 
250g de judía perona congelada 
250g de guisantes congelados 
250 g de calabaza 
1 puerro grande o 2 más pequeños (como los de La Coromina) 
1 rama pequeña de apio 
1/2 coliflor 
sal 
aceite de oliva virgen extra 
1 cucharadita de tomillo
1 cucharada de romero seco más unas ramas para el final (si puede ser fresco mejor)
El doble de caldo para paella con sofrito ANETO que de arroz. Poner el arroz en un recipiente para tomar la medida, y luego debe poner esa misma medida pero de caldo dos veces.
Todas las verduras frescas són de La Coromina, ecológicas i de temporada.





 Paella de verduras, preparación:


Primero preparamos las verduras. Limpiamos y cortamos en rodajas las zanahorias, la rama de apio y los puerros. Limpiamos, pelamos y cortamos en dados la calabaza y limpiamos y cortamos pequeña la coliflor.

En la paella ponemos a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra y añadimos todas las verduras limpias y cortadas excepto las congeladas, dejamos que se sofríe un poco y mientras ponemos a calentar el caldo para paella con sofrito ANETO y ponemos el horno a calentar a 250º

Cuando las verduras están un poco hechas añadimos la cucharada de romero, la cucharadita de tomillo y la verdura congelada (judía y guisantes) y dejamos que se impregnen bien del aceite y los aromas de las hierbas y las otras verduras, durante un par de minutos dejamos que se vaya haciendo.

Cuando la verdura ya está bastante sofrita añadimos el arroz a la paella y le damos unas vueltas que se vaya haciendo con las verduras y absorbiendo su aroma junto con el de las hierbas. Esto será sólo un minuto o dos, el arroz debe quedar transparente pero no tostarse, esto hará que después quede el grano más "suelto".

Cuando ya lo tenemos listo añadimos todo el caldo que hemos medido antes en la sartén de golpe, no a poco a poco. El caldo debe estar bien caliente y con la ayuda de una espumadera o de una espátula repartimos bien el arroz por toda la paella ya que a partir de ese momento no lo podremos volver a toca ni a remover.

El arroz que debe quedar seco y suelto no se remueve nunca jamás, lo que se remueve es el risotto o los arroces cremosos pero los arroces secos no. Al remover el arroz lo que se provoca es que el arroz suelte el almidón que lleva, este pase el caldo y lo haga cremoso, además el grano estalla y queda más blando. Justamente eso es lo que buscamos en un rissoto por eso no paramos de remover y el caldo se añade poco a poco a medida que el arroz se lo bebiendo, puedes ver la técnica en esta receta de risotto a la menta con pasas y piñones. Cuando hacemos una pella o un arroz seco lo que queremos es que el grano quede entero y suelto, no pegajoso como en un arroz cremoso por ello añadimos todo el caldo de golpe al principio, acomodamos el arroz con una espumadera y no lo volvemos a remover.

Lo dejamos unos minutos al fuego (yo vitro) hasta que el caldo hierva y entonces introducimos la paella en el horno bien caliente. Este es otro de los secretos que me enseñaron en casa, el arroz al principio bien caliente y luego bajamos el fuego, así que cinco minutos bien caliente, a 250º y luego lo bajamos a 180º durante unos ocho o diez minutos más.

Ahora otro truco de mi madre, hay que sacar la paella del horno (no te preocupes si el grano de arroz está demasiado "al dente" con los cinco minutos de reposo se terminará de hacer) ponemos encima del arroz unas ramas de romero y se tapa con hojas de papel de periódico, encima ponemos unos paños húmedos (mojados y escurridos) de manera que quede bastante hermético y lo dejamos reposar unos 5 o 6 minutos.

¡Cuando destapes tu paella verás qué maravilla de aroma! Dice cómeme este arroz, listo en un plis-plas y sin mucho trabajo, ¡me encanta!


¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!




Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!