Bombones de higos y frutos secos




Bombones de higos y frutos secos


Estos bombones de higos rellenos de frutos secos y bañados en chocolate están de vicio vicioso, de verdad ¡buenísimos! Se pueden tomar de postre como si fuesen trufas, cuatro o cinco en un platito acompañados de una bola de helado de vainilla o de un poco de nata o también para acompañar el café, para preparar un bonito regalo... No dejéis de hacerlos porque están realmente buenos y además ¡se hacen en un periquete! 

INGREDIENTES
Higos secos
Almendras tostadas y peladas
Avellanas tostadas y peladas (las mias de Brunyola y tostadas con leña, compradas en la tienda Sabors del mercado del León)
Chocolate de cobertura

No pongo cantidades porque depende de los bombones que deseéis hacer, si son para tomar como postre se pueden servir cuatro bombones por persona acompañados de una bola de helado de vainilla o de un poco de nata, como si fueran trufas. También se pueden hacer para acompañar el café y son una idea genial para ponerlos en una cajita mona y regalarlos.




RECETA

Preparamos los higos, eligiendo los que estén enteros, mejor si conservan el rabillo, y que sean todos de un tamaño aproximado, no demasiado grande ya que es ideal que se pueda poner todo entero en la boca, "de mordisco".

Preparamos un bol con las avellanas, una por cada higo, bien peladas y enteras. Preparamos también un bol con las almendras, igualmente una por cada higo, bien peladas y enteras.

Hacemos un corte pequeño por debajo a los higos y introducimos una almendra y una avellana, de manera que quede cerrado por debajo y luego ponemos el higo derecho intentando darle una forma bonita. Lo repetimos con todos los higos y los vamos reservando, se hace muy rápido ya lo veréis.

Preparamos la cobertura de chocolate calentando a fuego muy suave el chocolate troceado, la mantequilla y la nata. Una vez la tengamos bien líquida debemos bañar con ella los higos rellenos.

 Para hacerlo más fácil va muy bien poner el chocolate en un recipiente estrecho y un poco alto, como una flanera individual o un vasito pequeño de los de cortado de antes, sino puedes hacerlo con un vaso de vidrio de yogur. Así os será muy fácil ir introduciendo los higos y que queden bien cubiertos de chocolate sin derrochar  mucho chocolate.

Bañamos todas los higos en chocolate y los dejamos enfriar sobre una lámina de teflón, de silicona o de papel de horno. Una vez estén bien fríos y la cobertura sólida los vamos poniendo dentro de cucuruchos de bombón y los guardamos en un tuper en la nevera.