Lubina con verduritas en papillotte


Lubina con  verduritas en papillotte


Sigo con los platos ligeros para perder peso, que dentro de dos días tenemos aquí el verano y cuando nos empecemos a quitar ropa ¡nos querremos ver bien! Pero yo necesito continuar disfrutando de la comida, ¡si hiciera una dieta aburrida no duraría ni dos días! Así que me preparo platos ligeros y sanos pero bien sabrosos para continuar disfrutando del placer de comer mientras adelgazo, como estos filetes de lubina con verduritas en papillote que están deliciosos, muy sanos, ligeros y fáciles de hacer, sin ensuciar ningún utensilio ni provocar olores, que a veces nos echan atrás a hora de cocinar pescado.

Y tú, ¿quieres perder peso mientras disfrutas comiendo lo que te gusta? ¿Te cuesta mucho seguir un plan para perder peso? Yo voy ya por la cuarta semana y no me está costando nada al contrario de otras veces en que lo había intentado. Lo de que no haya ningún alimento prohibido y que se pueda comer de todo ¡es un lujo! Si deseáis ver más recetas que os ayudarán a adelgazar mirad estas Recetas para adelgazar deliciosas, y estas Recetas  para adelgazar deliciosas II Si os animáis ya veréis como lo más difícil es dar el primer paso, ¡una vez te decides a seguir el plan no cuesta nada!

INGREDIENTES 
(para 1 persona, puedes multiplicarlo por tantas papillotes como desees hacer)
1 lubina limpia y sin espina
1 zanahoria mediana
½ puerro, tanto la parte blanca como la parte verde
sal y pimienta negra recién molida
½ cucharada de aceite de oliva virgen extra





RECETA

Limpiamos la zanahoria y el puerro, los pelamos y los cortamos en juliana. En juliana quiere decir en palitos delgados,  puede ser más o menos fina, esta no hace falta que lo sea mucho.  Podéis ver el tamaño  en la foto de bajo.





Preparamos un trozo de papel de aluminio de la medida que nos sea necesario para colocar las verduras en juliana y el pescado. Colocamos las verduras en el centro del papel, las salpimentamos y colocamos encima los dos filetes de lubina limpios y sin espinas salpimentados. Lo rociamos con unas gotas de aceite de oliva, no mucho.




Ahora sólo nos queda cerrar nuestra papillote, intentando que quede lo más hermético posible, y terminar de cocer el pescado en el horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos.





Pasado este tiempo ya lo tendremos listo para comer, si no abrimos la papillote se nos mantendrá caliente hasta el momento de emplatar. 

Esta receta es un clásico, no tiene secreto pero es muy sencilla de hacer, queda muy buena y es muy rápida y ligera, por algo se ha convertido en un clásico ... ¡Porque es una gran receta!