4 Pasteles sin horno deliciosos


4 Pasteles sin horno deliciosos


Con esta ola de calor nada como los pasteles sin horno para acabar una comida de fiesta con un punto dulce pero nada empalagoso ni cargante, son frescos y ligeros, ideales para este tiempo, y encima no hace falta encender el horno para prepararlos, así que no te dará nada de pereza prepararlos. Pruébalos todos estos cuatro pasteles sin horno deliciosos y dime ¿cual te gusta más? 

Puedes clicar encima de los enlaces para ver las recetas paso a paso en mi blog "Les receptes quem'agraden".

4 Pasteles sin horno deliciosos





Este pastel lleva una base de galletas digestive, un relleno de crema de queso con aroma de vainilla y la cobertura de mango, yo le he puesto una cobertura bastante gruesa porque me encanta esta fruta tan jugosa y dulce, y por encima para decorar unos frutos rojos que se compran para darle un punto extra de acidez y de frescor, que nos viene tan bien estos días de calor extrema.  Para hacer la base de galletas debes triturar las galletas y mezclarlas con mantequilla derretida. 

Para el relleno vas a necesitar queso fresco, gelatina y aroma de vainilla una vez todo mezclado lo debes dejar en la nevera que cuaje unas tres horas.  Finalmente para la cobertura de mango solo necesitas mango y gelatina, se mezcla, se vierte sobre el relleno y se deja en la nevera para que cuaje. como todos los que te traigo hoy es muy sencillo de hacer, solo necesitas la previsión de hacerlo con suficiente tiempo para que la gelatina cuaje.  

Clica en el enlace para ver el paso a paso de la receta de Chesecake de mango y vainilla.






Este pastel además de ser tan fácil como todos los otros es light, todos los ingredientes son bajos en grasas y sin azúcar así que lo puedes tomar perfectamente aunque estés a dieta, ¿ideal no?  La base se hace con un bizcocho comprado, es lo único que no es light pero como hace falta un disco tan delgado la porción que comes es mínima y prácticamente puedes no contarla.  

el relleno es de yogures light azucarados y gelatina, una vez preparado lo dejas cuajar en la nevera por espacio de al menos tres horas y ya puedes ir por la cobertura.  Pala cobertura necesitas fresas frescas, aunque lo puedes hacer con cualquier otra fruta, y preparas un jarabe con agua y fresas trituradas que con la gelatina será lo que aguantará las fresas.  Queda tan rico que no te creerás que es light!!

Clica en el enlace para ver el paso a paso de la receta de Cheesecake de fresas light






Otro pastel con base de galletas trituradas y mantequilla, ¡queda tan buena!  Y se hace en un momentito, trituras las galletas, las mezclas con mantequilla derretida, presionas un poco para ajustar la mezcla al molde y en media hora de nevera queda perfecta.  El relleno de este pastel es de melocotón en almíbar y por encima y debajo de la cobertra de nata con gelatina lleva una capa del jugo de la lata de melocotón mezclado con gelatina y cuajado que lo hace realmente delicioso, bueno y la cremosidad de la nata, que al llevar gelatina aguanta horas y horas y el dulzor delicioso del relleno de melocotón... Todo buenísimo, no en balde esta receta desde que la publiqué en mi blog que es una de las más vistas, ¡y más en verano!

Clica en el enlace para ver el paso a paso de la receta de Pastel de mousse de melocotón y nata (crema de leche)







LLegamos al último de estos pasteles sin horno deliciosos, este es tan rico que no pararía de comer! Y resulta de lo más ligero, te va a encantar ¡ya lo verás!  Ahora yo no se encuentran muchas fresas en el mercado así que puedes probar a prepararlo con cerezas, paraguayos o cualquier otra fruta que se te ocurra, con la misma receta conseguirás mil combinaciones a cual más deliciosa.  

La base de este pastel se hace con galletas trituradas y mantequilla derretida, se presiona para ajustarla al molde y se deja endurecer en la nevera, en media hora está lista.  Para hacer el relleno mezclamos el queso, nata (crema de leche) y la fruta triturada con gelatina y dejamos cuajar en la nevera y para la cobertura se tritura la fruta, se mezcla con gelatina, se vierte sobre la cobertura y se deja cuajar en la nevera.  Ya ves que es muy, muy sencillo, solo reuiere tiempo de nevera y dejar cuajar muy bien cada capa antes de añadir la siguiente. ¡Anímate a hacerlo  y veras como triunfas!

Clica en el enlace para ver el paso a paso de la receta de Cheesecake de fresas sin horno.


Espero que te hayan gustado estas recetas y te animes a prepararlas, ¡triunfarás seguro! Puedes ver más recetas deliciosas en mi blog "Les receptes que m'agraden" o seguirme en las redes sociales.


¡Sígueme en las redes sociales!

Puedes seguirme en Facebook,  Twiter Google+ para estar al día de todo