Bizcocho de yogur 1, 2, 3 ¡el de siempre!


Bizcocho de yogur 1, 2, 3 ¡el de siempre! 


¡Este es el bizcocho más fácil  del mundo! Y además queda tan rico, tan esponjoso, tan jugoso...  Me encanta esta receta!  Ni  me acuerdo cuando lo aprendí a hacer, es la típica receta que aprendemos de niños de tan fácil que es, y además siempre sale bien, ni que decir tiene que Jan hace ya tempo que lo prepara! ;-)

Si nunca lo has hecho no puedes dejar de probarlo, no tiene nada que ver con la bollería industrial, ya verás que riquísimo que está. Además tu  sabes  los ingredientes que has usado y puedes dárselo con toda confianza a tus hijos sabiendo que estarán bien alimentados.

Una vez lo conozcas te aseguro que no faltará nunca en tu casa, es el bizcocho ideal para desayunos y meriendas, así que ¡manos a la obra!



Bizcocho de yogur, ingredientes: 

1 yogur (si quieres puede ser de sabores, dará un toque original a tu bizcocho)
1 medida del  yogur  de aceite suave, de girasol por ejemplo
2 medidas del yogur de azúcar
3 medidas  del yogur de harina 
3 huevos grandes
1 cucharadita de sal
1 sobre de levadura en polvo (impulsor)
la ralladura de un limón



Bizcocho de yogur, preparación: 



En cuanto te entren ganas de preparar un bizcocho enciende el horno para que se vaya precalentado, y engrasa el molde untándolo bien con mantequilla, así cuando tengas la masa preparada ya lo tendrás todo a punto.  

Empezamos separando las claras de las yemas de los tres huevos. Reservamos las yemas y montamos las claras a punto de nieve junto con  la cucharadita de sal.  Para que te sea más fácil montar las claras es mejor que los huevos estén a temperatura ambiente, así que mejor sacarlos un rato antes de la nevera. Si como yo eres un desastre y nunca recuerdas sacar  los huevos o la mantequilla de la nevera con tiempo suficiente al final del post te dejaré unos cuantos trucos que te ayudarán. ;-)




Ponemos una  cucharadita de sal a nuestras claras, no pienses que el bizcocho te quedará salado, solo una cucharadita no se notará en el gusto pero si que le dará un toque, lo que conseguimos es potenciar todos los sabores del bizcocho. Además con un poquito de sal  es mucho más  fácil levantar las claras de huevo.




Como en las peliculas, sabremos que las claras  estan  montadas cuando al girar el bol no se  caigan.
Reservamos las claras montadas.





En otro bol  mezclaremos las yemas con el resto de ingredientes. Añadimos el yogur






Añadimos el aceite. Recuerda, usamos  el vasito del yogur como medida y es 1 medida  de aceite.





2 medidas  de azúcar.




3 medidas de harina a la que habremos añadido el polvo de hornear (levadura en polvo). Por eso es:  "Bizcocho 1, 2, 3"     ;-)




El orden en que añadas estos  tres ingredientes no  importa ya que lo  mezclaremos todo  junto.





En este momento  podemos añadir algún ingrediente  que de sabor o aroma  a nuestro bizcocho, yo en este caso he añadido la ralladura de un limón que me encanta el sabor que aporta, el más clásico. Tambiébn se puede añadir ralladura de naranja, vainilla,  canela,  cacao... Lo que se os ocurra!




Mezclamos todos los ingredientes hasta que queden bien  integrados y tengamos una masa suave y lisa





Ahora añadimos las claras a punto de nieve.  No es imprescindible ponerlas a punto de nieve, podríamos haber mezclado juntos todos  los ingredientes, pero de este modo nos quedará mucho más alto y esponjoso.  

Para que no se pierda todo  el aire que incorporamos con las claras montadas es importante no mezclar a lo loco, con una cuchara iremos  incorporando el merengue y haciendo movimientos envolventes de abajo hacia arriba, poco a poco para perder el mínimo de aire.






Verteremos la masa en el molde  previamente bien engrasado y daremos unos golpecitos para que nos quede bien nivelado.





Es el momento de hornear. El horno ya lo tendremos precalentado a 180º,  lo pondremos en el centro del horno, calor arriba y abajo y si puede ser con ventilador.  tardará aproximadamente 40 minutos en estar a punto, pero ya sabes,  cada  horno  es un mundo y hay  que vigilar todo el rato.  




Cuando al pinchar con un palito de madera este  salga limpio ya  lo tendremos a punto.

Debemos dejarlo reposar unos diez minutos al sacarlo del  horno y después desmoldarlo con cuidado y dejarlo sobre una rejilla para que no se nos baje al acabarse de enfriar.  

Este  bizcocho aguanta perfectamente varios días, si es que te dura varios días! Si  quieres también  se puede congelar envuelto en papel film para tomarlo más adelante o bien usarlo como base de una tarta. ¡aguanta perfectamente!


¿Más recetas de bizcochos maravillosos?


Bizcocho  de  chocolate y limón






Pastel de lavanda , limón y frutos rojos






¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!