martes, 14 de junio de 2016

Alitas de pollo lacadas al estilo oriental




Alitas de pollo lacadas al estilo oriental


Las alitas de pollo son un plato que gusta a todo el mundo, y es perfecto por que son muy económicas y muy sencillas de hacer,  ¡te va a costar muy poco tener a tu familia contenta con esta receta!

Tan sencillo como meter las alitas bien limpias en una bolsa de plástico o tupper con unos cuantos ingredientes y dejarlas descansar en la nevera unas horas, después verter todo el contenido de la bolsa en una fuente y hornear.  Con estos sencillos gestos  conseguirás una pequeña delicia que va a hacer muy felices a todos.

La carne queda tan jugosa que se desprende sola del hueso, y las alitas de pollo quedan de lo más sabrosas con este aliño que te propongo. Una combinación de sabores increíble: dulce, salada, picante, aromática, ácida... ¡Espectacular, te lo aseguro!  ¿te animas a probar estas alitas de pollo lacadas al estilo oriental?


Alitas de pollo lacadas estilo oriental, ingredientes:


1 kilo de alitas de pollo limpias
5 cucharadas de miel
5 cucharadas de salsa de soja
5 cucharadas de vinagre balsámico
3 rodajas de jengibre
sal y pimienta negra molida





Alitas de pollo lacadas estilo oriental, preparación:



Tenemos que tener las alitas bien limpias, sin restos de plumas ni pelitos, para asegurarte puedes acercarlas a una llama para que queden bien limpias, en mi caso me las venden sin rastos de pelitos y no me hace falta este paso.   

Salpimentamos las alitas y las ponemos en un  bol para empezar a preparar el aliño.  Vertemos la miel sobre las alitas y mezclamos bien para que queden todas impregnadas.






Seguidamente vertemos la salsa de soja.






Añadimos el vinagre  balsámico.






Finalmente  añadimos el jengibre cortado en trocitos y mezclamos bien para que todas las alitas queden bien impregnadas con el aliño.  Dejamos reposar, podemos poner el bol bien  tapado en la nevera hasta 24h. Pero si no nos hemos acordado de hacerlas de un día para otro con media hora es suficiente, aunque cuanto más tiempo estén más sabrosas quedarán.






Colocamos las alitas junto con el aliño en una bandeja de horno y las asamos con el horno precalentado a 200º.  Tienen que quedar bien tostadas.






Tardarán como unos 30 minutos, pero ya sabes que cada horno es un mundo, como siempre te digo  tienes que vigilar  y en cuanto veas que ya están tostadas por fuera las tendrás  punto. La salsa se habra quedado más espesa y habá lacado las alitas que estarán muy tiernas y sabrosas.  ¡Te va a encantar esta receta!



¿Más recetas de pollo deliciosas?


Pollo y conejo al ajillo con naranja





Pollo al limón con ajo y hierbas




Espero que te haya gustado  esta entrada y  que te sea de utilidad, si quieres puedes seguirme en las  redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+    ¡¡Te espero!!