Como encamisar un molde de bizcocho





Como encamisar un molde de bizcocho




En este post te enseño como encamisar un molde de bizcocho, un gesto  imprescindible para que tus bizcochos te queden perfectos. No  tardarás más de cinco minutos en hacerlo y te aseguro que vale la pena este pequeño esfuerzo, después a la hora de desmoldarlos lo vas a agradecer un montón.  

Si te tomas la pequeña molestia de encamisar el molde cada vez que preparas un bizcocho podrás desmoldarlo con total facilidad y además los bordes y el fondo te quedarán perfectos, sin ninguna irregularidad. Esto resulta especialmente útil a la hora de preparar layer cakes o tartas cubiertas de fondant, de ganache o de cualquier otra crema, no te hará falta pulir el bizcocho porque estará completamente liso. 

Son solo cuatro indicaciones pero no te pierdas este post ¡te va a ser muy útil!







Como encamisar un molde para bizcochos, material necesario


Papel de hornear, tijeras
un lápiz para dibujar  el fondo de los moldes redondos
grasa para engrasar el molde



Como encamisar un molde para bizcochos, paso a paso



Lo primero que tenemos que hacer recortar unas tiras de papel de horno de la medida del molde. 

Si se trata de un  molde redondo cortaremos un circulo del  tamaño del fondo, lo dibujaremos con un lápiz usando el propio molde de modelo. Después una tira que cubra todo el lateral, no hace falta que sea de una sola pieza, puedes  superponer varias si el papel  no te da para hacerlo solo con una.

Si lo que tenemos es un molde alargado tipo plum cake como el de la foto cortaremos una tira que cubra el fondo y los dos laterales más cortos, como en la imagen, y dos tiras para los laterales largos. Si lo necesitas  puedes superponer  trozos de papel, no pasa nada. 

Una vez tenemos las tiras de papel lo que toca es engrasar el molde, bien con mantequilla, con aceite o con un espray al efecto, engrasaremos completamente insistiendo en las esquinas.

Una vez tenemos el molde engrasado podemos colocar los recortes de papel de hornear, hacemos un poco de presión para que se enganchen bien con la grasa a las paredes del molde y no se formen burbujas de aire o pliegues.

Finalmente volvemos  a engrasar todo el molde por encima del papel, procurando que no se mueva y no formen pliegues y ya lo tendremos listo.

Se tarda más en explicarlo que en hacerlo, si lo tomas por costumbre ya verás que en un periquete lo tienes listo y el resultado vale la pena, nunca más se te romperán tus bizcochos al desmoldarlos ni se te pegaran al fondo o a las paredes del molde y conseguirás un resultado limpio y profesional ¡ya verás que cambio!



Aquí tienes  unas  cuantas recetas de bizcochos deliciosas 


Bizcocho de yogur  1,2,3 ¡el de siempre!






Bizcocho base  para tartas y  monas  de Pascua




¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 


Anímate,  ¡serás muy bienvenida!



Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!