Quenelles de colifor y queso

 


Quenelles de colifor y queso


 Estas quenelles están deliciosas y son sencillísimas de hacer ¡una maravilla de receta! A los que os gusta la coliflor os encantará ya que os descubrirá una manera diferente de comerla , y a los que no os gusta la coliflor os gustará aún más ya que el sabor de la coliflor no se nota en absoluto ¡así que todos contentos! Quedan también muy monas para ponerlas si tienes una cena, puedes poner diferentes salsas para acompañar las quenelles a gusto de tus invitados, ¡seguro que les sorprenderá! Animaros a probarlas, os encantarán.





 INGREDIENTES  
400 gr. de coliflor
2 huevos  
100 gr. de cebolla  
70 gr. del queso que os guste (cheddar, manchego, emmental ... 
30 gr. de queso parmesano  
70 gr. de pan rallado  
3 cucharadas de perejil picado  
Sal y pimienta al gusto  
Para la salsa  
100 gr. de nata líquida  
1 cucharada de zumo de limón  
2 cucharadas de cebollino picado o bien de cebolleta muy picada




RECETA  
Debemos cocer la coliflor hasta que esté un poco tierna pero no demasiado blanda, y la dejamos enfriar.  
Precalentamos el horno a 200 º.  
Cuando tengamos la coliflor fría la picamos, en la picadora o bien a mano, debe quedar como si fueran granos de arroz.






Picamos la cebolla en trozos muy pequeños, picamos el perejil y rallamos los quesos.  
Ponemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien hasta que queden todos bien integrados.  
Con la ayuda de dos cucharas formamos las quenelles con la mezcla. Es muy fácil, si no lo has hecho nunca verás que en la segunda ya te salen bien bonitas. Se coge un poco de masa con una cuchara sopera y se pasa a otra cuchara sopera, de una a la otra dos veces y ya está.






Una vez tengamos las quenelles las vamos poniendo en una bandeja de horno que habremos cubierto con una lámina de teflón o bien papel de cocina hasta terminar toda la masa.


 
  

Lo horneamos a 200 º durante una media hora, o hasta que veas que ya están bien doraditas y apetitosas. Dependerá, además de tu horno, del tamaño que hayáis dado a las quenelles. Cuando estén doradas ya estarán hechas.  
Para la salsa: Ponemos la nata líquida y el zumo de limón en un bol y lo mezclamos bien. Añadimos el cebollino o cebolla picada y lo mezclamos de nuevo.







¡Y ya está! se tarda más en explicarlo que en hacerlo, es realmente sencillo y queda delicioso, lo tenéis que probar! Esta receta la vi aquí:
http://food-and-cook.blogs.elle.es/2014/01/23/tots-de-coliflor-y-queso-cheddar/ 
Queréis ver más recetas de coliflor?   No os perdáis esta crema que se puede tomar tanto fria como caliente y siempre resulta deliciosa, recuerda a una bechamel, con un ligero regusto a coliflor, muy fina,  la crema de coliflor con nuez moscada os encantarà!  Y para cenas ràpidas y deliciosas el clàsico gratinado de coliflor con patatas.  Un beso y ¡disfrutad de las verduras!