Canelones de espinacas sin bechamel



Canelones de espinacas sin bechamel


¡Mira que canelones tan buenos! Tremendos, ¿verdad? Además al ser de verduras y no llevar bechamel no resultan nada pesados​​ ¡ideales para el verano! 

Que no os dé pereza hacerlos porque son muy fáciles y quedan deliciosos, yo los hice con las láminas clásicas de canelones pero hay canelones precocidos que sólo tienes que rellenar y quedan bastante bien, ¡así que no hay excusa! 

Hazlos y verás como te gustan muchísimo. Además están hechos con las fantásticas espinacas ecológicas de La Coromina, no pienses que por ser ecológicas tienen que ser mas caras, estas son a 3.5€ el kilo, así que ¡no llega ni a 2€ lo que cuestan las espinacas que usamos en esta receta! Y la calidad y el sabor no se pueden comparar...  




Canelones de espinacas sin bechamel, ingredientes:


400 gr de espinacas
8 láminas de pasta de canelones
1 ajo pelado y aplastado
3 cucharadas de pasas de Corinto
2 cucharadas de piñones
2 cucharadas de queso de oveja o parmesano rallado
aceite de oliva virgen extra
3 o 4 cucharadas de salsa de tomate
nuez moscada
sal y pimienta negra molida


Canelones de espinacas sin bechamel, preparación:



Ponemos agua a hervir para cocer las láminas de espinacas, a no ser que usemos pasta precocida. Cuando empiece a hervir incorporamos la pasta y la dejamos cocer siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez esté hecha la escurrimos y la dejamos secar sobre un paño.


Lavamos las espinacas y las secamos, después las cortamos en tiras finas.





Calentamos un poco de aceite a una cazuela, sofreímos el ajo picado y cuando empiece a quedar dorado, que será muy rápido, añadimos las espinacas a fuego vivo, cuando hayan reducido un poco añadimos los piñones y las pasas y dejamos que se termine de hacer a fuego lento. Añadimos sal, pimienta y un poco de nuez moscada.





Precalentamos el horno a 200 º.

Cubrimos el fondo de una bandeja para horno con salsa de tomate. Rellenamos los canelones con las espinacas y las vamos poniendo encima de la salsa de tomate. Por encima repartimos el queso rallado y lo cocinamos en el horno hasta que esté dorado. ¡Ya verás que buenos que son!

¿Te gustan los gratinados con salsa de tomate? Mira estas berenjenas gratinadas a la parmesana, ¡no te podrás resistir! Y si quieres alguna otra deliciosa receta con espinacas no te pierdas esta quiche de espinacas y calabacín con queso crema, ¡tremenda!


Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades, puedes seguirme en FacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!