Experiencias de gastroturismo para todos los gustos #CataluñaParaFoodies – Parte 2


Experiencias de gastroturismo para todos los gustos 

#CataluñaParaFoodies – Parte 2


Cataluña es mucho más que Barcelona, sol y playa, tanto si vas en pareja o en familia con niños pequeños o con un grupo de amigos tienes un montón de actividades interesantes para descubrir la Cataluña más auténtica. Si sueles moverte por esta zona, o planeas acercarte durante tus vacaciones, te interesará mucho lo que te voy a explicar, no te pierdas estas ideas de actividades foodie, ¡son fabulosas!

Este post es la segunda parte de un viaje de 4 dias que realice por Cataluña en companyia de un grupo de foodies, todos ellos bloggers gastronomicos locos del tema, como yo misma. Un viaje que me ha permitido conocer a gente maravillosa, apasionada de su trabajo y orgullosa de darlo a conocer ¡sigue leyendo porque los planes que te voy a explicar en este post son lo más!


Si quieres saber todo lo que hicimos el primer día de viaje, puedes leer la crónica aquí


La comarca de el Baix Empordà


La Calendula

El segundo día después de la visita a la bodega La Vinyeta nos dirigimos hacia el Baix Empordà para almorzar en el restaurant La Calendula, el restaurante de la chef de las flores, Iolanda Bustos, en el precioso pueblo de Regencós. La experiencia en La Calendula me impactó tanto que se merece que le dedique un post entero, pero no quiero dejar de comentar aquí cuatro pinceladas.


Deciros que el local donde se encuentra La Calendula es el antiguo teatro del pueblo, y es también un pequeño y selecto Hotel Boutique de tan solo 7 habitaciones. Para los que no conozcáis a la chef Iolanda Busos, deciros que es conocida como la chef de las flores, o la chef biodinámica, porque las hierbas y flores que la rodean y que recolecta ella misma en el momento óptimo, son parte muy importante de su cocina, y hacen la experiencia de comer en su restaurante algo de lo más especial. Una experiencia que no os podéis perder si estais por la zona de l'Empordà.

Lonja de Palamós, Museo de la Pesca y Espai del Peix



Salimos de La Calendula corriendo, porque queríamos estar antes de las seis de la tarde en el puerto de Palamós para ver llegar las barcas de pesca y tener el privilegio de ver como descargan su preciado tesoro, la gamba roja de Palamós. Un producto tan exclusivo que se vende con un sello de garantía que da fe de su extraordinaria calidad, y de que se han cumplido todos los requisitos para que no pierda ni un ápice de esta.



En la lonja de Palamós tuvimos el privilegio de entrar a la zona de carga y charlar con los pescadores que traían la pesca del día; gambas, cigalas, lubinas y toda clase de pescados acabados de salir del mar ¡una maravilla! Asistimos a la subasta donde nos explicaron su funcionamiento, más que interesante, esa calma tensa es fascinante, y como los compradores salen volando para llegar con su compra lo antes posible a los puestos de venta, en todos los puntos imaginables, pues la gamba de Palamós es mundialmente conocida y apreciada. 

Se puede asistir a la subasta, podéis informaros en el Museo de la Pesca, seguro que os encantará la experiencia y, lo mejor de todo, justo después de la subasta se puede comprar pescado en una especie de mercado cubierto, situado justo al lado, ¡un paraíso de pescado y marisco fresquísimo!

 


Después de asistir a la subasta, y visitar el mercado, nos dirigimos al Museo de la Pesca y realizamos una visita guiada. Es un museo de lo más entretenido y didáctico, que ayuda a entender cómo ha evolucionado el arte de la pesca, tan arraigado en esta localidad. De allí nos dirigimos a Espai del Peix, un espacio en el mismo puerto de Palamós dedicado al pescado fresco y a la cocina marinera tradicional. Se puede asistir a un showcooking y cenar en este espacio por tan solo 20€, conociendo los platos que los pescadores cocinan en las barcas, con las maravillosas vistas de la puesta de sol. ¡Otro planazo súper original para vuestras vacaciones!


Hotel Restaurant Sa Punta 4*




Esa noche dormimos en el maravilloso Hotel Restaurant Sa Punta, entre Pals y Begur, ¡uno de mis preferidos del mundo mundial! He comido allí muchas veces y siempre salgo maravillada del nivel de cocina y, sobretodo, del nivel de sala, para mí el mejor de toda la Costa Brava con mucha diferencia. Con razón el pasado año le dieron a su jefe de sala, Sr. Josep Font, el premio al mejor servicio de sala del Patronato de Turismo Girona-Costa Brava.


Como digo, he comido en el Sa Punta muchas veces, pero no había tenido la oportunidad de dormir en él, y solo puedo decir que la experiencia en el hotel es tan buena o mejor que en el restaurante. ¡Un sueño! Lo mejor son las vistas desde la terraza de la habitación, la preciosa Bahía de Roses con las Islas Medes en primer plano, los amplios jardines que nos hacen sentir como en un oasis, el canto de los pajarillos a primera hora, el delicioso desayuno buffet y, como no, la piscina de agua de mar con su spa y jacuzi exterior... Lo dicho, ¡una maravilla!



Ofrecen muchos paquetes con ofertas así que, si estáis pensando en pasar unos días en la Costa Brava, no dejéis de informaros, porque vale la pena muy, mucho.


La comarca de Osona


Formatges Espinelves 




En el pequeño y precioso pueblo de Espinelves, rodeados de los frondosos bosques de El Montseny, es donde el joven artesano quesero Oriol Brugués cría sus cabras y elabora su preciado queso El Miner, elegido el mejor queso artesano de Cataluña.

Me dio mucha pena tenerme que levantar tan temprano y abandonar el hotel Sa Punta, pero valió la pena porque la visita a la explotación de Formatges Espinelves es una experiencia maravillosa, que no os dejará indiferentes. Esta visita formaba parte también del programa Bienvenidos a Payés, #Benvingutsapages . 


Vic



A media mañana del sábado llegamos al centro de Vic y os aseguro que aluciné con el ambientazo que había. Era día de mercado, un mercado fabuloso que invade todo el centro y el ambiente era increíble; todas las terrazas llenas de gente tomando el aperitivo, paseando…¡Me encantó! El chef del restaurant Cal’U nos acompañó a visitar el mercado, charlamos con un productor de trufas, compramos antigüedades y, finalmente, visitamos la conocidísima casa Riera Ordeix, una empresa que hace salchichón de Vic desde hace más de 200 años. 


Riera Ordeix


 

La visita a Riera Ordeix es realmente alucinante, una edificio señorial en una céntrica plaza de Vic nos da la bienvenida y nada nos hace sospechar lo que encontraremos dentro: tres pisos de secadero de salchichones, con los suelos/techos hechos de tablas de madera separadas entre ellas para permitir la circulación del aire y mantener el ambiente que favorece la formación del preciado hongo ¡increíble! En un ascensor subimos al tercer piso y todos tuvimos miedo de caminar por el entramado de madera a través del cual se ven los pisos inferiores, -¡Cuidado con el móvil!- No advierten, -Si se cae entre los tablones caerá tres pisos…  Peró no pasó :-)  Todos los del grupo no podiamos parar de hacer fotos de la cantidad de salchichones colgados secándose entre las tablas de madera, en la penunbra del secadero...

Los peques alucinarán con esta visita, súper, súper recomendable, ¡y el mejor salchichón que he comido jamás!


Restaurant Cal U



En un fastuoso edificio señorial del S.XVIII con las paredes decoradas con frescos de Francesc Plà, el Vigatà, se encuentra el restaurant Cal’U, donde nos dimos un homenaje y degustamos delicias típicas de la zona y platos más contemporáneos, ¡todo delicioso! Probamos foie de rape, carpaccio de oreja de cerdo, manitas de ministro rellenas, setas de San Juan, bacalao, un delicioso arroz con algas… En fin, que decir, ¡súper recomendable!



Comarca de El Bages 



Oller del Mas

 


La visita de la tarde fue una auténtica delicia, me quede sin palabras cuando conocí la bodega Oller del Mas, empezando por sus encantadores propietarios. Nos acompañó el pequeño de la casa, la cuarentena generación, si, si, ¡cuarenta generaciones de la misma familia! Y es que Oller del Mas se encuentra en un castillo impresionante con más de 1000 años de historia que siempre ha pertenecido a la misma familia, ¿es o no para quedarse sin palabras?



Y qué decir de la visita, un maravilloso paseo en jeep por las viñas y las montañas que rodean el castillo, siempre con la enigmática montaña de Montserrat de fondo. Al llegar de nuevo al castillo pudimos degustar sus excelentes vinos, algunos de variedades locales recuperadas como el picapoll negre, un vino excepcional. Una visita que os recomiendo encarecidamente, y no está lejos de Barcelona ;-) Deciros también que tienen un precioso restaurante en el castillo y en proyecto un pequeño hotel allí mismo que será, seguro, la bomba. 


Hotel Món Sant Benet 4* 




Un maravilloso hotel de 4 estrellas que cuenta con uno de los restaurantes que más me han gustado últimamente, el Restaurante Ó, con estrella Michelin y donde brilla su chef, Jordi Llobet, ¡un crack! Grandísimo cocinero y mejor persona, tan amable y cercano. Tengo muchas ganas de escribir un post dedicado solo al menú que pude disfrutar porque no sería justo dedicarle tan solo unas pocas líneas, es una experiencia sublime y de verdad que me quede muy, pero que muy impresionada. Un menú divino, diferente, original… ¡Ya os lo explicaré!

El hotel es precioso, con una decoración sobria, de una sola planta, y con unas fabulosas y relajantes vistas a una gran extensión verde y al monasterio de Sant Benet, también es sede de la Fundación Alicia así que como veis hay un montón de cosas para hacer y vale la pena una escapada. 


Bodega Abadal




La primera visita del cuarto día fue la Bodega Abadal, una de las bodegas más importantes de la zona con más de ocho siglos de historia, la visita a la bodega antigua es impresionante, como entrar en el túnel del tiempo. Es precioso dar un paseo entre las viñas guiados por el personal de la bodega que nos va explicando a cada paso que es lo que vemos; las cabañas de viña, las tradiciones de la casa, los depósitos antiguos recubiertos de cerámica… Una visita maravillosa que termina, como no podía ser de otro modo, con una cata de sus vinos y su aceite en un impresionante salón. ¡Una visita para repetir! 


Obaga de l’Agneta




La última visita de este alucinante viaje tenía el aceite de oliva como protagonista. Después de visitar los olivares autóctonos de la zona realizamos una cata de aceites profesional al aire libre, en un ambiente encantador, para acabar con un almuerzo campestre en el cual el aceite era, por supuesto, el protagonista. La organización del almuerzo al aire libre con toda la decoración, cocina, servicio de mesa etc Corria a cargo de Gastrolonia, ¡un diez! Otra experiencia fascinante, y muy cerca de Barcelona, para realizar cualquier día y que seguro que os encantará.




Y hasta aquí el maravilloso viaje #CataluñaParaFoodies, espero que os haya servido de inspiración y os animéis a realizar alguna de las actividades, ¡vais a quedar tan encantados como yo!

No quiero acabar sin dar las gracias al equipo de Catalunya Experience, sobre todo a Jara y Ari que nos acompañaron y aguantaron todo el viaje, y a Tryptic Comunicació por contar conmigo para vivir esta experiencia maravillosa.


¿Te gustaría participar en mi grupo  de cocina de Facebook?  Si  te gusta cocinar te invito a compartir tus recetas y trucos de cocina en mi nuevo grupo 



Anímate,  ¡serás muy bienvenida!


Espero que te hayan gustado estas recetas y que te sean de utilidad, si quieres puedes seguirme en las redes sociales para estar al tanto de todas mis novedades,  sígueme en InstagramFacebookTwiter Google+ ¡¡Te espero!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario